Nueva York

Empleado demanda a tienda por obligarlo a usar un nombre ‘no hispano’

José asegura que le pidieron usar una etiqueta con el nombre de ‘Jonathan’ mientras trabajaba, para no molestar a los clientes

Agencias
martes, 17 septiembre 2019 | 12:16
Agencias

Nueva York – Un exempleado de Target presentó una demanda contra la tienda minorista alegando que sufrió discriminación racial al estar obligado a llevar una etiqueta en su uniforme donde llevaba una versión ‘estadounidense’ de su nombre.

José Díaz, de 18 años, afirma que fue objeto de discriminación y represalias por parte de sus supervisores durante el breve período de tiempo que laboró en Target, que fue entre octubre y noviembre de 2018.

Según consta en la demanda presentada en Central Islip, Nueva York, uno de los supervisores de Díaz le dijo que debía usar una etiqueta con el nombre de ‘Jonathan’ mientras trabajaba, en lugar de su nombre real.

Supuestamente le dijeron a Díaz que su nombre ‘José’ no encajaba con la demografía predominantemente blanca del vecindario y que éste podría provocar temor e inquietud en los clientes.

Cabe señalar que, según un censo de 2018, la población de esta zona es 40.5 por ciento blanca y 42.9 por ciento hispana o latina.

Díaz dijo que esta sugerencia lo hizo sentirse ofendido, por lo que se opuso a usar otro nombre, ya que era como si Target quisiera ocultar su etnia hispana y su herencia latina.

Aun así, el demandante dijo que lo llamaron como Jonathan durante las dos primeras semanas que trabajó en Target y lo hicieron llevar la etiqueta con dicho nombre. Debido a esto, se volvió a quejar con otro supervisor, el cual le dijo que, si no le gustaba la etiqueta, entonces podría renunciar.

Es decir que le dejaron claro que para seguir trabajando en Target tendría que aceptar que le llamaran por otro nombre no hispano.

Finalmente, Díaz fue despedido de su trabajo el 14 de noviembre de 2018. Cinco días después presentó una queja al departamento de recursos humanos de Target, pero éste no llevó a cabo ninguna acción disciplinaria.

Por eso, ahora Díaz está demandando a Target por razones discriminatorias.

Por su parte, la tienda ha negado las acusaciones derivadas de la demanda de Díaz. De hecho, un portavoz dijo: “Target tiene el compromiso de construir equipos diversos y crear un ambiente de trabajo donde todas las diferencias sean bienvenidas y valoradas.

Somos conscientes de la demanda y hemos estado en estrecha comunicación con el señor Díaz durante varios meses sobre sus supuestos reclamos”.

La empresa también dijo que ya investigaron a fondo y no encontraron evidencia de que los miembros del equipo hayan solicitado a Díaz que usara una etiqueta con un nombre que no fuera el suyo”.