Texas

Detienen a 52 indocumentados durante redadas

Los arrestos se lograron en Río Grande Valley, San Antonio, Laredo y el área de Austin/Waco

Agencias
lunes, 24 junio 2019 | 16:31
Archivo

Los Ángeles – En medio de la amenaza del presidente Donald Trump de grandes redadas en 10 ciudades, agentes de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) realizaban uno de sus operativos habituales, sin anuncio de por medio, reportó el Diario NY.

Durante cuatro días, del 17 al 20 de junio –justo cuando el mandatario amagó con su gran operativo–, los oficiales migratorios detuvieron a 52 inmigrantes indocumentados en el sur y el centro de Texas, reportó la agencia en un comunicado.

Los arrestos se lograron en Río Grande Valley (9), San Antonio (7), Laredo (20) y Austin/Waco (16).

De los extranjeros capturados, 46 son hombres y seis mujeres, originarios de México (47), Honduras (4) y Cuba (1).

Más del 67 por ciento de los extranjeros arrestados (35) fueron ubicados como personas con antecedentes penales que incluían condenas y/o cargos pendientes por los siguientes delitos: agresión, violencia doméstica, infracciones de tránsito, conducir bajo la influencia, posesión de drogas, tráfico de drogas, robo, reingreso ilegal después de la deportación, entrada ilegal y asalto agravado con un arma mortal.

Dieciocho de los arrestados eran fugitivos de inmigración con una orden final de expulsión, afirmó la autoridad, mientras que otros 21 volvieron a ingresar como indocumentados al país, después de haber sido deportados anteriormente, lo cual es un delito grave que se castiga hasta con 20 años de prisión.

“El principal esfuerzo de aplicación de la ley de inmigración de ICE es atacar a los extranjeros criminales, las amenazas a la seguridad pública y las personas que han violado las leyes de inmigración de nuestro país”, dijo Daniel Bible, director de la oficina de campo para ERO en San Antonio.

ICE no informa cuándo ni cómo realiza sus operativos, por lo que activistas sugieren a inmigrantes indocumentados estar alerta ante una posible movilización y, sobre todo, no resistirse a las autoridades ni firmar documento alguno.