Texas

Despiden a fiscal que no investigó caso de asalto sexual por creer que víctima era indocumentado

A John Denholm le costó el puesto no actuar como requiere la ley ante una agresión de este tipo en el interior de una prisión

Agencias
sábado, 09 noviembre 2019 | 16:39
Agencias

Houston – Un fiscal asistente del condado de Harris, Texas, fue despedido este viernes tras rechazar  investigar un caso de intento de agresión sexual a un preso de una cárcel por considerar que la víctima era un inmigrante ilegal, publicó La Opinión. 

Kim Ogg, la fiscal de este condado, en el que se incluye Houston, anunció que tomó la decisión de cesar al funcionario después de que se llevara a cabo una investigación interna. “Preguntar a una víctima acerca de su estatus migratorio está mal, va en contra de nuestras políticas y no podemos tolerarlo”, afirmó en un comunicado.

Los hechos ocurrieron en la noche de Halloween, según The New York Times. Un preso de una cárcel de la metrópoli texana desnudó su miembro e intentó acercarse a otro detenido contra su voluntad, lo que hizo que la víctima gritara pidiendo ayuda.

Un policía intervino y separó a los dos hombres. Después, denunció lo acontecido a la oficina de la Fiscalía del condado de Harris. El agente creía que se abriría una investigación por intento de agresión sexual y que se aplicara ese cargo al presunto autor, un hombre arrestado por supuestamente conducir ebrio.

Pero las cosas no fueron así. El fiscal asistente John Denholm, quien recibió la denuncia del agente, le preguntó si la víctima era un inmigrante regular o no y si estaba dispuesto a testificar. 

El policía le dijo que no le parecía una información relevante, pero alegó que el agredido parecía ser de México. Denholm entonces rechazó la denuncia al pensar que se tratara de un indocumentado.

El caso salió a la luz tras la denuncia de un sindicato y generó gran alboroto en Houston, una ciudad con fuerte presencia de hispanos y donde la policía considera una prioridad evitar cuestionar a víctimas y testigos sobre su condición migratoria. Como explica The Washington Post, un policía presentó la demanda ante otro fiscal. Denholm fue reasignado a otras tareas.

Pero dos sindicatos de funcionarios de aplicación de la ley, al menos un legislador estatal y la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos, un grupo nacional de defensa de los latinos, pidieron el despido del fiscal al considerar insuficiente que se le reasignara o se determinara una sanción disciplinaria contra él. El viernes, la fiscal Ogg decidió escuchar estas criticas.

Denholm trabajaba en la oficina de la Fiscalía del condado de Harris desde enero de 2017. Anteriormente estuvo de teniente de la Oficina del Alguacil del mismo condado. El presidente de una organización de agentes locales indicó al Houston Cronicle que ya en otras ocasiones Denholm rechazó casos y tuvo encontronazos con funcionarios de aplicación de la ley.

En un email de este viernes, el ya ex fiscal asistente dijo al Post que sabía quién había formulado las acusaciones que llevaron a su despido y pareció dar a entender que la versión de la policía sobre este caso era incorrecta.