Nueva York

Desmantelan red de tráfico de oxicodona

Los detenidos vencían las pastillas principalmente en el sector de El Bronx

Agencias
jueves, 02 mayo 2019 | 15:43
Archivo

Nueva York – La fiscal general del estado Letitia James, en conjunto con la Administración para el Control de las Drogas (DEA), anunció este jueves el arresto e imposición de cargos criminales de 28 personas que formaban parte de una gran red de tráfico de pastillas de oxycodona, que operaba principalmente en El Bronx, además de Brooklyn, Westchester y Connecticut.

Los detenidos, la mayoría de ellos hispanos, habían vendido y revendido más de 23 mil pastillas de oxycodona, una medicina altamente adictiva que solo puede obtenerse con una receta médica y que es usada para tratar el dolor, a miles de clientes en las calles durante un periodo de 10 meses, con ganancias que sobrepasaron los 2 millones de dólares, dio a conocer La Opinión.

En dos acusaciones presentadas este jueves en la Corte Suprema de El Bronx, los 28 sospechosos fueron impuestos de 181 cargos criminales entre los que destacan conspiración, venta criminal de una sustancia controlada y posesión criminal de una sustancia controlada, entre otros cargos.

Entre los acusados de comprar y revender las pastillas en grandes cantidades se encuentran Elba Sánchez, Wilkins Almonte y su hermano Esteban, Michael Sánchez, Richard De Peña Rodríguez, Dora Sarita-Duran, Jeffrey Tavarez, Yamzi Aquino, Raul Morales y Luis DeJesus.

“Tenemos cero tolerancia con aquellos que inundan nuestras comunidades con narcóticos peligrosos que cobran la vida de muchos”, dijo James al presentar la acusación, agregando que estas personas “supuestamente obtuvieron ganancias con medicamentos recetados, al traficar decenas de miles de píldoras altamente adictivas en la ciudad de Nueva York y Westchester”.

La investigación se denominó ‘Operación Oxy-Concourse’, debido al volumen de ventas de la medicina en el sector del Grand Concourse, en el condado de El Bronx


Así operaban


El desmantelamiento de la banda se logró gracias a una investigación que duró 10 meses y en la cual se descubrió que la organización distribuyó más de 23 mil tabletas de oxicodona. En cada caso, se cree que las píldoras se pagaron varias veces, operando de la siguiente manera:

La cadena comenzaba con varias personas que pagaban 300 dólares cada una por la visita al médico y la farmacia (algunas de los cuales estaban cubiertas por un seguro médico), y recibían una prescripción por 100 tabletas de oxycodone (por un valor de 600 dólares).

Luego, el segundo paso era que revendían esas 100 pastillas por aproximadamente 10 dólares cada una (mil dólares) a algunos de los ‘contactos de recolección’, como Elba Sánchez.

Posteriormente, el ‘contacto de recolección’ revendería esas cien píldoras por aproximadamente 18 dólares cada una (mil 800 dólares) al distribuidor, como Wilkins Almonte

El distribuidor volvía a revender esas mismas cien píldoras por aproximadamente 23 dólares cada píldora (2 mil 300 dólares) a los distribuidores callejeros.

La cadena terminaba cuando esos distribuidores callejeros vendían a los clientes finales cada pastilla por 30 dólares (3 mil por las 100 píldoras). Por lo tanto, la cantidad promedio que se transaba con una sola receta de cien tabletas fue de aproximadamente 8 mil 700 dólares.

Además de los arrestos, las autoridades decomisaron mil 200 pastillas de oxycodona de varias dosis.