Arizona

Desalojan viviendas ante incendio forestal

Unas dos docenas de casas fueron evacuadas en Flagstaff, un popular destino para vacacionar en el mayor bosque de pino ponderosa de Estados Unidos

Associated Press
martes, 23 julio 2019 | 17:07
AP

Phoenix – Habitantes nerviosos empacaron el martes sus pertenencias más preciadas mientras centenares de bomberos intentaban impedir que un incendio forestal llegara a las casas en una ciudad arbolada de Arizona y esperaban un poco de ayuda del clima.

Unas dos docenas de viviendas fueron evacuadas en Flagstaff, un popular destino para vacacionar en el mayor bosque de pino ponderosa de Estados Unidos.

Los habitantes de otras 5 mil casas recibieron instrucciones de que estén listos para huir del fuego en el Bosque Nacional Coconino.

Justina Ferrara y su abuela se prepararon para un posible desalojo y reunieron sus documentos importantes, fotografías y reliquias familiares preciadas como muñecas Kachina y mantas elaboradas por indígenas.

Ferrara estaba más preocupada de la suerte de la montaña que la de su propia casa.

"Es la devastación que está ocurriendo entre la vegetación", afirmó. "No va a recuperarse pronto".

Otro incendio forestal ardía cerca de un sitio de investigación de energía nuclear en Idaho, obligando la evacuación de empleados no esenciales debido a los cambios del viento y el humo.

El fuego abarcaba unos 26 kilómetros cuadrados (10 millas cuadradas) de desierto cerca del centro de la propiedad de 2.305 kilómetros cuadrados (890 millas cuadradas), lejos de inmuebles del Laboratorio Nacional de Idaho.

En Arizona, los bomberos esperaban la llegada de la lluvia acompañada de vientos erráticos que podrían cambiar la dirección del fuego.

"Si esos vientos aumentan de intensidad pueden causar verdaderos problemas a los bomberos", dijo el encargado de información, Steve Kliest. "Cuando rebasa al equipo y recursos, puede convertirse en un verdadero problema".

Los meteorólogos advirtieron asimismo de posibles inundaciones en caso de que llueva bastante sobre las cuestas de las montañas afectadas.

Un equipo federal de alto nivel asumió el control del incendio el lunes en la noche, trajo más recursos para combatirlo y lo convirtió en prioridad regional, dijo el comandante de incidentes, Rich Nieto.

Nieto calculó que el fuego había consumido 7,2 kilómetros cuadrados (2,8 millas cuadradas) en un desfiladero muy frecuentado por visitantes a pocos minutos del centro de Flagstaff. La dimensión del incendio será actualizada después del mapeo aéreo nocturno.