Nueva York

Deporta ICE a inmigrante considerado 'una amenaza'

Era buscado en su país por intento de asesinato y secuestro

Agencias
viernes, 20 septiembre 2019 | 14:51
Agencias

#Nueva York – Un inmigrante francés que buscaba evadir la justicia en Nueva York fue deportado este martes a su país luego de que agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) lo arrestaran, publicó La Opinión.

Samba Ndiaye, de 42 años y también conocido como Mohamed Fall, era buscado en su país por intento de asesinato y secuestro.

De acuerdo con el comunicado de la oficina migratoria, en diciembre de 2002, el extranjero resultó convicto por un secuestro de un hombre, reportado en 1997, en el que hubo tortura, e intento de asesinato en la ciudad de Marsella. Por ese caso, fue sentenciado en ausencia a cadena perpetua.

“Este hombre, que resultó convicto de los atroces actos de secuestro e intento de asesinato, estaba viviendo en nuestra comunidad como si fuera immune a enfrentar su castigo en Francia”, dijo Thomas R. Decker, el oficial director de campo de Operaciones de ejecución y remoción (ERO) de ICE.

“El asumió que al escapar a Nueva York, una ‘ciudad santuario’, las leyes locales le permitirían caminar libremente y continuar siendo una amenaza a los ciudadanos de Nueva York..”, agregó el funcionario al tiempo que insistió en que su agencia solo busca hacer más segura la ciudad.

La fecha y lugar exacto de ingreso de Ndiaye a Estados Unidos se desconocen. En junio de 2005, ICE lo arrestó. En ese momento, el sospechoso dijo llamarse Mohamed Fall y ser un ciudadano de Mauritania. Fue puesto en un proceso de deportación. Al mes siguiente, ICE liberó bajo fianza a Ndiaye. El 28 de julio de 2008, un juez migratorio ordenó su deportación, pero el imputado apeló la decisión ante la Junta Apelativa de Inmigración (BIA), detalla el parte de prensa de la oficina. El 21 de junio de 2010, la Junta rechazó el recurso.

En noviembre 28 de 2012, bajo el nombre de Fall, fue declarado culpable en una corte de distrito de Ohio de varios delitos, incluyendo agresión, resistencia al arresto; y fue sentenciado a ocho meses de prisión.

Al cumplir el plazo, ICE retomó la custodia del convicto.