Nacional

Complicado para escuelas de EU apoyar a miles de menores migrantes

Muchos de los recién llegados tienen una educación trunca o escasa; algunos no hablan inglés ni español

The New York Times
miércoles, 10 julio 2019 | 10:57
The New York Times

Lake Worth – Dayvin Mungia, de siete años, llegó de El Salvador a la escuela primaria South Grade en el sur de la Florida el año pasado, al parecer, sin educación alguna. “Ni siquiera reconocía la primera letra de su nombre”, dijo Nicol Sakellarios, su maestra de segundo grado, mientras el sonriente niño trabajaba en aprender el abecedario. “Buen trabajo, mi amor”, dijo ella, animándolo mientras él seguía atento en sus labores.

Laura Martin, de 16 años, quien asistió a la escuela por solo tres años en Guatemala y habla un idioma indígena, planea inscribirse en la preparatoria en Florida el próximo mes. “Analfabeta” y “0” fueron garabateados en una hoja de trabajo de matemáticas que ella no pudo terminar después de cruzar la frontera en mayo.

Los niños migrantes que llegan en números récord están imponiendo fuertes desafíos a los distritos escolares de todo el país. Muchos de los recién llegados tienen una educación trunca o escasa, y sus padres, a menudo con limitadas habilidades de lectura y escritura y sin estar familiarizados con el sistema educativo estadounidense, no pueden ayudar.

Las escuelas en lugares como Lake Worth, una ciudad cerca del centro vacacional Mar-a-Lago del presidente Trump, la cual se ha convertido en un destino favorito de los guatemaltecos, tienen complicaciones para contratar mayor personal y agregar sesiones de verano para apoyar a los recién llegados.

El año pasado, el distrito escolar del condado de Palm Beach inscribió a 4 mil 555 estudiantes guatemaltecos en kínder hasta el 12vo. grado, casi un 50 por ciento más de los que llegó a inscribir hace dos años antes. Muchos de los estudiantes provienen de las tierras altas y remotas de Guatemala, y no hablan español ni inglés. El número de estudiantes en escuelas primarias que cursan el kínder hasta el 5to. grado aumentó a los 2 mil 119 alumnos, más del doble del número registrado en ese mismo período.

Ana Arce-González, directora de la Escuela Primaria South Grade en Lake Worth, dijo que en sus 25 años como educadora nunca había experimentado algo así. La escuela experimentó un aumento en sus inscripciones de 820 alumnos a comienzos del último año escolar a 910 en la primavera, lo cual que supera la capacidad del plantel.

“Esto habla de lo que está sucediendo en la frontera”, dijo.