Nacional

Buscan a migrantes que vivan o hayan estado en EU para indemnizarlos

Empleados de motel delataron a los indocumentados con ICE

Agencias
lunes, 02 septiembre 2019 | 12:17
Agencias

Ciudad de México – Aquel Día de San Valentín, Ramón Flores, un vendedor de frutas al por mayor, se levantó a las 7:00 de la mañana. Estaba emocionado. Pronto regresaría a casa en Oregón, desde Everett, cerca de Seattle, para cenar e intercambiar regalos con su esposa y seis hijos. Era el 14 de febrero de 2017, publicó La Opinión.

Salió de la habitación. Llevó la maleta al coche. Desde ahí observó a una SUV Chevrolet negra aparcada a unos 20 metros frente al Motel 6, donde siempre se hospedaba por barato y porque quedaba cerca de sus clientes. Tuvo un mal presentimiento, pero no le dio importancia. Entregó las llaves en la recepción y tomó camino. La camioneta oscura comenzó a seguirlo: era la migra.

"Licencia de conducir", exigió el agente para iniciar un interrogatorio

Ramón Flores no entendía la razón de esa persecución. Durante los 24 años que había vivido indocumentado en Estados Unidos cuidaba con esmero su conducta para evitar una detención migratoria. Por ejemplo: nadie sabía ese día, salvo su mujer, que se hospedaría en el Motel 6, entonces, ¿por qué ICE lo tenía fichado?

La duda se despejó poco después, entre los inmigrantes concentrados en el Northwest Detention Center de Tacoma, justo donde trasladaron a Ramón. Muchos relatos coincidieron: todos aprehendidos por gente del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) tras su estancia en alguna de las sucursales de la cadena Motel 6. O sea que… ¡los empleados los habían delatado!

La oficina del Procurador General del Estado de Washington lo confirmó dos años después al detalle: entre el 2015 y el 2017, ICE recibió ilegalmente los registros de más de 100 mil personas que se hospedaron en la cadena hotelera Motel 6 en seis ciudades el estado de Washington: Everett, Seattle, Tacoma, Bellingham.

Así comenzó un juicio por violación a la privacidad de las personas que concluyó este año con un acuerdo: el Motel 6 creará un fondo de 12 millones de dólares para indemnizar a las víctimas a quienes hoy buscan las autoridades. Tienen como fecha límite el 31 de diciembre de 2019.

“Fue una conducta ilegal”, concluyó el procurador general Bob Ferguson. “La resolución debe servir de ejemplo para evitar que ocurra nuevamente”, agregó Evy Peña, directora de comunicaciones del binacional Centro para los Derechos del Migrante.

El CDM intenta localizar a los posibles afectados en México (en apoyo a la procuraduría de Washington) porque se cree que los principales afectados fueron indocumentados: ICE buscaba los apellidos hispanos, los marcaba en círculos e iba por ellos, para interrogarlos, detenerlos o deportarlos.

“No sabemos cuántos son, pero queremos que reciban justicia independientemente de su estatus migratorio o dónde están”, dijo Peña.

La violación a la privacidad incluyó a ciudadanos estadounidense y de varias nacionalidades, alemanes, indios, hondureños, mexicanos… La indemnización dependerá del tamaño del daño en la económico, en lo emocional o lo físico. O todo a la vez.

Ramón Flores tuvo un final desastroso: fue deportado. Vive en Tijuana, donde fue localizado. Su familia tuvo que mudarse a California para estar cerca de él. Su negocio cerró. Su vida dio un giro violento. Por eso ahora encabeza la campaña en búsqueda de afectados. “Metan sus quejas para demostrar que esto está mal y no podemos tolerarlo”.

¿Dónde comunicarse?

Los huéspedes de Motel 6 que creen que pueden ser víctimas pueden visitar el sitio web: www.WashingtonMotel6Settlement.com o llamar al 1-877-307-7268 en EU, 01-800-681-6519 desde México o WhatsApp +1 414-708-0437.