Arizona

Busca Joe Arpaio volver a ser el alguacil de Maricopa

Anunció que se postulará en 2020 para su séptimo mandato como sheriff del condado más poblado del estado

Agencias
lunes, 26 agosto 2019 | 11:32
Agencias

Phoenix – Con las frase “estamos de vuelta”, el exalguacil de Maricopa Joe Arpaio anunció este domingo que se postulará en 2020 para su séptimo mandato como sheriff del condado más poblado de Arizona, publicó La Opinión.

En un comunicado de prensa, Arpaio dijo que después de recibir la aprobación de su esposa, Ava, decidió presentarse a las elecciones.

“Estén pendientes”, dijo en su comunicado el autodenominado “sheriff más duro del oeste”.

Arpaio sirvió como alguacil desde el 1 de enero de 1993 hasta el 31 de diciembre de 2016, lo que comprende un periodo de más de dos décadas en el cargo, convirtiéndolo en el más longevo en la historia del condado de Maricopa.

El republicano señaló que decidió anunciar su decisión este 25 de agosto, porque en esta fecha se celebra el cumpleaños de su esposa y es la misma fecha en que el presidente Donald Trump lo indultó por un cargo de desacato presentado por la Administración del presidente Barack Obama.

Arpaio dijo que si es favorecido con el voto de los arizonienses volverá a abrir “Tent City” (Ciudad de las carpas), cerrada por su reemplazo, Paul Penzone al poco de llegar al cargo.

El dirigente conservador dijo que volverá a formar a su antiguo equipo, envuelto en polémicas por denuncias de perfil racial contra los hispanos.

“Los últimos cuatro años han demostrado ser un momento de oportunidades pérdidas para continuar el tipo de vigilancia policial que este condado necesita”, comentó Arpaio.

Mencionó que “una vez que regrese al cargo” usará su posición para restaurar el orgullo de los cuerpos de seguridad, “no solo aquí, en el cuarto condado más grande de Estados Unidos, sino en todo el país”.

Penzone derrotó en las elecciones de 2016 a Arpaio, que posteriormente fracasó de nuevo, esta vez en su intento por ser el candidato republicano a un puesto en el Senado federal.

Arpaio fue conocido por su mano dura en contra de la inmigración indocumentada y el establecimiento de la polémica cárcel al aire libre, donde los presos sufrían las inclemencias del clima.

Bajo sus órdenes, el Departamento de Policía de Maricopa fue declarado culpable de prácticas de perfil racial en contra de conductores hispanos por una corte federal.

Este revés judicial, al que se sumó el ser declarado en desacato a las órdenes de un juez federal por seguir deteniendo inmigrantes indocumentados durante sus operativos, contribuyó a que perdiese las elecciones en noviembre de 2016.

Finalmente, Trump le otorgó un perdón presidencial, lo que le salvó de una posible sentencia de hasta seis meses de prisión.