California

Aumenta cantidad de indocumentados abandonados en San Bernardino

El jueves ya sumaban 570; mientras los activistas luchan para proveer un poco de alivio a los recién llegados

Agencias
lunes, 03 junio 2019 | 16:15
Agencias

San Bernardino – Mientras la administración Trump sigue dando órdenes para dejar a la deriva a cientos de inmigrantes que buscan asilo en Estados Unidos, defensores de los derechos de los inmigrantes en San Bernardino han reafirmado su apoyo, informó La Opinión.

Anthony Victoria, activista con la Inland Coalition for Immigrant Justice dijo que a mediados de mayo comenzaron a notar que había muchas personas afuera de la estación de camiones Greyhound, en el Inland Empire.

Videos grabados han captado como las camionetas de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos (CBP) dejan a los inmigrantes a su suerte, que solo optan por quedarse sentados junto a una pared.

“Desde nuestra perspectiva, la patrulla fronteriza está dejando a las personas solas sin recursos en la calle”, dijo Victoria asegurando que las personas se ven mal de salud y desnutridas.

Victoria dijo que hasta el jueves se habían contabilizado 570 inmigrantes que las camionetas de CBP han dejado a la deriva, de las cuales 261 son familias.

“Vemos a padres con niños, madres con niños y claramente todos están malnutridos y con muchas necesidades”, dijo Victoria.

Durante las últimas dos semanas, cientos de voluntarios se han unido para proporcionar ropa limpia, alimentos y atención médica a estos solicitantes de asilo, muchos de los cuales han huido de la violencia en Centroamérica y han pedido su derecho legal de asilo en la frontera de Estados Unidos con México.

Victoria dijo que mientras algunos han podido ponerse en contacto con familiares, otros no cuentan con nadie en el país.

“Ahorita varios se están quedando en hoteles, centros comunitarios o iglesias pero eso es solo temporal”, dijo Victoria.

Los activistas dijeron que la creciente violencia e inseguridad en Centroamérica ha forzado a que familias huyan buscando asilo en Estados Unidos. Las familias que son abandonadas por la CBP tienen pruebas que han sido legalmente aceptados por el gobierno federal.

No obstante, su maltrato y abandono de estas familias está fuera de lugar e inhumano, afirman los activistas.

Pese a que la oficina del CBP no ha dado explicaciones directas de porque están dejando a los migrantes a la deriva, en un comunicado de prensa, el comisionado interino John Sanders dijo que durante meses, la oficina ha sido muy clara sobre la situación en la frontera sur llamándola una “crisis humanitaria y operativa”.

“Para gestionar el número sin precedentes de personas bajo nuestra custodia, CBP comenzó a transportar a cientos de familias en autobús y aviones desde las instalaciones de procesamiento de la Patrulla Fronteriza a estaciones menos concurridas a lo largo de la frontera suroeste”, explicó Sanders en su comunicado enviado a mediados de mayo. “Esta es la última contingencia que hemos ejercido en respuesta a la actual crisis humanitaria y de seguridad fronteriza, que ha abrumado a todo el sistema de inmigración“.