Internacional

Asume Nayib Bukele como nuevo presidente de El Salvador

El también empresario jura ante su pueblo cambiar el país

Associated Press
sábado, 01 junio 2019 | 13:29
AP

San Salvador – El empresario Nayib Bukele asumió el sábado la presidencia de El Salvador, rompiendo con el bipartidismo que ha regido a al país centroamericano en los últimos 30 años.

Con su aspecto juvenil, cabello engomado, vestido con un traje azul, camisa blanca, sin corbata y un pañuelo de sede en el bolsillo del saco, el empresario de 37 años, puso su mano izquierda sobre la Biblia que sostenía con las dos manos su esposa Gabriela, Bukele, juró cumplir y hacer cumplir las leyes del país y recibió la banda presidencial de manos del presidente de la Asamblea Legislativa, Norman Quijano.

Al ser declarado presidente, miles de salvadoreños que llegaron a la plaza Gerardo Barrios, frente a la Iglesia Catedral de San Salvador, gritaron: “Sí se pudo, sí se pudo, Nayib presidente".

En su discurso, Bukele que gobernará durante el período 1919-24, agradeció la asistencia de la amplia delegación de mandatarios extranjeros, pero hizo especial énfasis a la presencia de miles de salvadoreños que por primera vez han podido asistir a un traspaso del mando presidencial.

Recordó que hace cuatro meses, en el cierre de la campaña electoral, estuvo en la misma plaza y que ese día se comprometió a pasar la página, a hacer un mejor El Salvador, a garantizar el bienestar social y ``hoy vine acá para cumplir esas promesas".

Bukele dijo que El Salvador “ha sufrido mucho, es un país que ha tocado reconstruirlo, que ha enfrentado terremotos y gobierno corruptos y sin embargo hemos salido adelante".

El nuevo presidente prometió una nueva forma de gobernar junto al pueblo y pidió la participación de todos los sectores.

“Ya han sido engañados antes", dijo, y prometió que habrá prosperidad para todos, que tendrán trabajo, terminarán con la inseguridad, que tendrán vivienda digna, agua potable, hospitales con medicinas y escuelas dignas, ``Cuántas veces hemos escuchado eso antes y siempre ha sido una mentira, siempre han sido promesa rotas", manifestó.

Bukele finalizó su discurso con un juramento al que invitó a los salvadoreños presentes a luchar juntos por El Salvador: “juramos que cambiaremos nuestro país contra todo obstáculo, contra todo enemigo, contra toda barrera, contra todo muro, nadie se interpondrá entre Dios y su pueblo para poder cambiar El Salvador".