California

Arrestan a conductora de Uber con indocumentados en la cajuela

Fue aprehendida en el cruce internacional de San Ysidro; ella argumenta que fue engañada

Agencias
sábado, 27 abril 2019 | 11:17
Agencias

Los Ángeles – Andrea Elizabeth Vizcarra Roldán tiene 18 años y estudia derecho en Tijuana. Para ganarse algo de dinero en sus ratos libres, Vizcarra es conductora de la empresa de viajes compartidos Uber. Estaba precisamente manejando cuando la detuvieron en el puerto de entrada de San Ysidro (California), cuando intentaba cruzar la frontera con dos personas en la cajuela de su carro, publicó La Opinión.

Su familia no supo nada de ella durante tres días y difundió por redes y por las calles su imagen. Pensaron que se trataba de un secuestro hasta que la Procuraduría de Justicia de Baja California supo que había sido arrestada en un centro de detención de California. En ese momento, según Univisión, las instituciones mexicanas pararon la búsqueda.

La estudiante mexicana estuvo desde el pasado sábado bajo custodia de la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP). Este viernes, la agencia estadounidense emitió un comunicado con los detalles de la detención de Vizcarra: “Los oficiales de la CBP que caminaban por los carriles la identificaron como la conductora del auto y descubrieron a dos hombres adultos escondidos dentro de la cajuela de su vehículo”.

La mujer estuvo detenida bajo sospecha de estar traficando con dos hombres -también de origen mexicano- que no tenían permiso para entrar a Estados Unidos. En su comunicado CBP indica que Vizcarra fue deportada a México pero no especifica si se le imputaron cargos por tráfico de personas.

Según la propia mujer, ella fue la víctima en este caso. Aunque ya lleva un tiempo trabajando en Uber, la mexicana asegura que “esta vez me equivoqué; abusaron de mi confianza, fui engañada”. En redes sociales Andrea contó que al llegar a la garita de San Ysidro el pasado sábado 20 de abril, la Patrulla Fronteriza interrogó a sus dos pasajeros y descubrieron que eran indocumentados. Fue esa la razón por la que también la detuvieron pero ella sigue negando cualquier relación con el tráfico de personas.

En una publicación en Facebook, Andrea defiende su inocencia y agradece la colaboración de quienes se implicaron en su búsqueda. De acuerdo a su versión de los hechos, las autoridades estadounidenses no presentaron cargos contra ella pero CBP no se ha pronunciado al respecto.