California

Aprueba Senado uso de mariguana medicinal para enfermos terminales

"La media brinda alivio, compasión y dignidad a los pacientes durante el momento más vulnerable de sus vidas", dijo el senador Ben Hueso

Agencias
jueves, 23 mayo 2019 | 12:21
Archivo

Los Ángeles – El Senado del Estado de California votó de forma unánime a favor de una ley que permita el uso de la mariguana medicinal en centros de salud para los californianos que tienen una enfermedades terminales, dio a conocer el diario Adelante Valle.

El Proyecto de Ley 305, creado por el senador Ben Hueso y conocido como ‘Ley Ryan’, brindaría alivio, compasión y dignidad a los californianos durante el momento más vulnerable de sus vidas, dijo el legislador estatal.

"Durante demasiado tiempo, a los californianos se les ha negado el acceso a los centros de atención médica a los métodos de tratamiento relacionados con la mariguana medicinal, a pesar de que las investigaciones demuestran que tienen innumerables beneficios", dijo el senador Hueso.

“Como resultado, los individuos han sido sometidos a pruebas innecesarias de dolor y sufrimiento”, apuntó.

De acuerdo al representante del Distrito 40 en la Cámara Alta, la adopción de esta ley es un paso simple e importante que tendrá una gran cantidad de beneficios para garantizar el acceso a la compasión y el manejo del dolor para los pacientes con enfermedades terminales en California.

Según Hueso, las investigaciones han demostrado que la mariguana medicinal posee muchas propiedades medicinales fuertes y puede proporcionar muchos beneficios.

Según la Sociedad Americana del Cáncer, la mariguana medicinal puede ser útil para reducir las náuseas y los vómitos relacionados con la quimioterapia.

También se ha encontrado que ayuda a mejorar la ingesta de alimentos y previene la pérdida de peso en pacientes con VIH.

La mariguana medicinal también ha mostrado ser de ayuda a las personas con dolor por cáncer que no se alivian con los analgésicos fuertes.

Sin embargo, debido a la Ley Federal de Lugar de Trabajo Libre de Drogas, que obliga a cualquier institución que recibe fondos o subvenciones federales prohibir el uso o distribución de ‘sustancias controladas’ en el lugar de trabajo, los hospitales de todo el país han adoptado políticas que prohíben la mariguana por esos motivos.

A pesar de que los californianos aprobaron la Proposición 215, que autoriza el consumo de la mariguana medicinal hace más de 20 años, incluso los hospitales en este estado no permiten su uso por parte de los pacientes en sus instalaciones.

Este proyecto de ley busca cerrar esa brecha al permitir que quienes más necesitan compasión al final de su vida tengan acceso a la mariguana medicinal si cuentan con la recomendación de un médico o una tarjeta de mariguana medicinal.

La SB 305 proporcionará la autoridad necesaria para que los hospitales implementen esta política al tiempo de garantizar la seguridad de otros pacientes, personal médico e invitados de la instalación.

La legislación también proporciona una cláusula de ‘puerto seguro’, que permite a los centros de salud suspender el programa si hay una intervención federal.

De aprobarse, California se unirá a Connecticut, Maine y Nueva York para otorgar acceso a la mariguana medicinal en instalaciones médicas.

La SB 305 es apoyada por Jim Bartell, padre de Ryan Bartell, quien a los 42 años le fue diagnosticado cáncer de páncreas.

Inmediatamente buscó tratamientos convencionales de radiación y quimioterapia, pero el cáncer se había extendido por todo su cuerpo.

Recibió fuertes opioides, morfina y fentanilo para el manejo del dolor, que principalmente lo pusieron a dormir.

Finalmente, un amigo cercano de la familia recomendó la mariguana medicinal y los cambios fueron notables.

Ryan estaba alerta y hablando con su familia y su hijo pequeño, y estaba de buen humor y tenía apetito por primera vez en semanas.

Sin embargo, esto duró poco, porque a los pacientes con enfermedades terminales que padecen enfermedades graves y que reciben atención en los centros de salud de California se les niega el acceso a la mariguana medicinal.

La familia de Ryan se vio obligada a buscar durante semanas una instalación que le permitiera usar su aceite de CDB para ayudarlo a controlar su dolor de manera efectiva.

Después de semanas de búsqueda, una instalación en Washington le permitió a Ryan continuar usando su aceite de CBD, pero lamentablemente, Ryan solo vivió unas pocas semanas más.