Nacional

Acusan a alto oficial fronterizo de pedír a clientes financiar sus fiestas

Reportes del Departamento de Justicia vinculan a Mark Morgan con al menos tres episodios en que solicitó que auspiciaran momentos de diversión para agentes del FBI

Agencias
miércoles, 27 noviembre 2019 | 14:25
Agencias

Washington – Uno de los oficiales más importantes de control fronterizo carga con un cuestionable pasado vinculado a bebidas alcohólicas y a comidas de happy hour. Reportes del Departamento de Justicia vinculan a Mark Morgan con al menos tres episodios en que solicitó a clientes que auspiciaran momentos de diversión para agentes del FBI.

Morgan, actualmente comisionado interino de la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza, pidió en reiteradas oportunidades que clientes compraran alcohol y comida para animar happy hours cuando él era subdirector adjunto de la división de entrenamiento de la Oficina Federal de Investigación (FBI) en 2015.

El reporte, dado a conocer por San Francisco Chronicle, levanta preguntas sobre los procesos de selección de la administración del presidente Donald Trump para altos funcionarios. El puesto de Morgan debió haber estado sujeto a la confirmación del Senado. Pero como el mandatario no lo nombró, se eludió la revisión del Congreso, lo que deja en duda de si su pasado era conocido o no por la actual administración.

Tras iniciarse en 2016 una investigación en su contra por los episodios de happy hour, Morgan se retiró del FBI. Su recorrido continuó así: Barack Obama lo nombró jefe de la Patrulla Fronteriza, pero fue forzado a salir de ese puesto tras la llegada de Trump a la Casa Blanca, en enero de 2017. Casi dos años y medio después, en mayo de 2019, Trump lo trajo de vuelta para dirigir Inmigración y Aduanas. Solo un mes después, en junio, Morgan fue nombrado como comisionado interino de Aduanas y Protección Fronteriza.

Se desconoce si Obama y Trump estaban en conocimiento del pasado de Morgan. Pero él sí sabía de la investigación en su contra, ya que fue entrevistado durante el proceso. También se desconoce si él entregó esta información a ambas administraciones.

Un documento del Departamento de Justicia con fecha 29 de enero de 2018 da cuenta del sumario de investigación por “mala conducta de tres oficiales del FBI que violaron regulaciones éticas al solicitar regalos para la agencia, pidiéndole a entidades privadas que pagaran por alcohol durante programas de entrenamiento de oficiales”.

Las organizaciones que recibieron las solicitudes de Morgan fueron agrupaciones de graduados del programa de entrenamiento, graduados de la academia nacional del FBI y una asociación internacional de oficiales de la Policía. Dos de los grupos accedieron al pago de cerca de 3,000 dólares en dos de los encuentros.