Internacional

Abre Panamá primera planta de gas natural en Centroamérica

Está ubicada en la provincia de Colón, al norte del país

Associated Press
viernes, 18 octubre 2019 | 17:47
Agencias

Colón – Una empresa de capital estadounidense inauguró el viernes una multimillonaria terminal de gas natural en Panamá –la primera de su tipo en América Central– con la que buscará comercializar el combustible a nivel regional.

La terminal para distribución y almacenamiento de gas proveniente de Estados Unidos tuvo un costo de 1.5 billones de dólares en la provincia de Colón, al norte de Panamá. Cuenta con un tanque de acopio con capacidad para 180 mil metros cúbicos para la distribución local y regional.

Es la inversión privada estadounidense más jugosa en Panamá y que es ensalzada por la nación norteamericana en momentos en que busca contrarrestar la cada vez más notoria presencia de China en la región.

Panamá decidió romper relaciones con Taiwán y establecerlas con China hace algo más de dos años, y a partir de entonces ambos países emprendieron negociaciones comerciales y acordaron impulsar multimillonarios proyectos de infraestructura vial y de transporte.

El subsecretario interino para Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos, Michael Kozak, asistió al acto junto al presidente panameño Laurentino Cortizo. Es la primera visita al extranjero que realiza Kozak con su cargo actual y con la que busca impulsar la inversión de su país en Panamá, así como estrechar los esfuerzos en temas de seguridad fronteriza y la democracia regional.

Kozak, quien se reunió con Cortizo y algunos de sus ministros tras la apertura de operaciones de la planta, elogió el clima de negocios en Panamá.

Cortizo aseguró que las conversaciones del viernes con el diplomático estadounidense girarían en torno a las inversiones.

"No es sorpresa que hoy estemos inaugurando la primera terminal receptora (de gas) a gran escala en la región", dijo Kozak en un discurso. La planta ``ayudará a Panamá a desarrollar su economía. También ayudará a diversificar la matriz energética de Panamá, a través de las primeras importaciones de gas natural licuado limpio de Estados Unidos a Centroamérica".

"Centroamérica ya tiene gas de la mano de Panamá", manifestó, por su parte, Miguel Bolinaga, presidente de la empresa AES Panamá, que puso el 51.1 por ciento de la inversión en la terminal y con 20 años de presencia en el país. El resto de la inversión está a cargo del socio panameño Inversiones Bahía.

Los países centroamericanos están interesados en utilizar gas para la generación eléctrica y depender menos del petróleo, según Juan Ignacio Rubiolo, presidente de AES México, Centroamérica y el Caribe.

"Mucho nos sorprendió el interés del sector industrial privado que quiere reemplazar por razones económicas y de sostenibilidad sus matrices (energéticas) de diésel", aseguró.

La planta de Panamá complementará una que opera para el Caribe, que ha desarrollado AES en República Dominicana y desde la cual suple a esa nación y otras del Caribe, como Haití, Barbados y Guyana, según la empresa estadounidense.

"El GNL (gas natural licuado) tiene el potencial de ser una tecnología energética transformadora, disminuyendo la dependencia de petróleo, reduciendo las emisiones de CO2 (carbono) y aumentando el uso de energías renovables", explicó Andrés Gluski, presidente CEO de AES.