¿Qué hacer ante un tiroteo?

Confrontar al atacante es la última opción, indican expertos

Agencias
viernes, 09 agosto 2019 | 17:29
Agencias

Los Ángeles – Los tiroteos masivos del pasado fin de semana en El Paso (Texas) y Dayton (Ohio) y otros incidentes posteriores elevaron la alarma frente a este tipo de masacres. Saber qué hacer en estas situaciones no evitará la tragedia pero puede reducir sus efectos. Por ello, es necesario conocer las opciones para saber cuándo y cómo aplicarlas.

Varios expertos que hablaron con USA Today coincidieron en que no hay una sola reacción posible, ya que cada situación es diferente. Sin embargo, sí adelantan que esconderse bajo una mesa, que suele ser una respuesta instintiva, puede aumentar el riesgo de recibir un disparo. Además, aseguran que antes de atacar al tirador deben contemplarse otras posibilidades.

Joe Hendry es el director de evaluación del riesgo en ALICE Training Institute, una empresa que entrena a policías y a otras personas para responder ante un tirador activo. El experto considera que “un cierre de emergencia realmente no reduce (el número de) víctimas” si no que, de hecho, incrementa la probabilidad de que muera más gente dentro de la habitación en la que se encierren.


Las opciones, según los expertos que consultó USA Today, se pueden clasificar en dos categorías: evacuar, hacer barricadas y atacar o correr, esconderse y luchar.

“La primera es correr para escapar del peligro” – dice el Sheriff del condado de Oakland (Michigan), Mike Bouchard. Tras su experiencia entrenando a colegios, negocios e iglesias; Bouchard aconseja salir del edificio inmediatamente si es posible y dejar a la policía confrontar al tirador.

Cuando escapar no es posible, esconderse se vuelve prioritario. Para ello es importante conocer las salidas y los materiales de los que están hechas paredes y muebles de escuelas, lugares de trabajo o templos religiosos. “No vayan a una sala de reuniones de cristal”, advirtió el sheriff.

Hacer barricadas va más allá de un encierro de emergencia. Además de cerrar la habitación, se debe poner muebles detrás de las puertas para bloquear los accesos y cubrir las ventanas para que el atacante no vea que hay personas dentro.

Si no es seguro ni atacar ni hacer barricada, como último resorte, atacar al sujeto armado puede salvar vida. Si la distancia con el atacante es corta, lo mejor es confrontarlo con lo que se tenga a mano (bolígrafo, silla, extintor) – asegura Rick McLatcher, sargento de la Policía de Detroit. McLatcher considera que para un atacador es más fácil disparar contra quien esté huyendo por la espalda que contra alguien que esté cargando contra él.

Lo importante en estos casos es no quedar paralizado. Según el policía, los principales obstáculos para las víctimas de un tiroteo masivo son los psicológicos. Por eso, asegura que es necesario conocer las posibilidades y entrenarlas.