Inmigrante indigente recibe Visa U

Es un beneficio migratorio para todas las víctimas de un crimen y que no tienen un estatus regular en este país

Agencias
sábado, 28 septiembre 2019 | 10:39
Agencias

Los Ángeles  – Muchos inmigrantes indocumentados pueden obtener la Visa U, que eventualmente los convierten en residentes legales de Estados Unidos con vías a la ciudadanía, pero varios de ellos no lo saben, publicó el rotativo LA Times.

Jesús Topete y su familia ahora forma parte de los afortunados con la visa, tras un incidente que le cambió su vida para siempre.

Llegó a Estados Unidos en el 2003, pero sin ayuda alguna Topete cayó en las calles de Los Ángeles como indigente.

“Como todos, quería lograr el ‘sueño americano’, pero los primeros meses fueron muy difíciles y me fui a las misiones del centro de Los Ángeles par a obtener ayuda”, dijo.

Fue entonces cuando afuera de la Misión Dolores, en Boyle Heights, Topete se encontraba parado en una fila, esperando que le suplieran de comida cuando se escucharon disparos, y uno de ellos penetró su intestino grueso.

“Era un hombre enloquecido que disparaba sin blanco fijo. Uno de los disparos me tocó y terminé en el hospital con miedo, dolor y mucha confusión sobre mi futuro”, sostiene el inmigrante.

En una ambulancia, fue a dar a un hospital cercano, que debido a su condición de indigente lo dio de alta tan pronto como se puso en pie. “Pensaban que me iba a morir en las calles”, recuerda.

Sin embargo, Topete no solo sobrevivió al tiroteo, sino que tiempo después se enteró de que podía solicitar una Visa U, como víctima de un crimen violento.

Después del ataque, el inmigrante mexicano se inscribió en un programa educativo para desamparados, en el que le daban casa y comida a cambio de estudiar un oficio.

Al graduarse de este programa, consiguió un empleo, pudo rentar una vivienda y conoció a su actual esposa Aydeé y a su hijo Luis Francisco.

El inmigrante encontró trabajo en una compañía que hace partes para cableado de luz, y desde entonces, no ha dejado de trabajar.

En marzo del 2018, Topete contactó a un abogado de inmigración para iniciar un proceso amparado en los beneficios de la Visa U.

Sabía que tenía buenas oportunidades; sin embargo, su felicidad fue inmensa cuando no solo le fue otorgada la Visa U para él, sino también para su esposa y para su hijastro Luis Francisco, quienes eran indocumentados.

La Visa U es un beneficio migratorio para todas las víctimas de un crimen y que no tienen un estatus regular en este país, afirma el abogado Eric Price, quien ayudó en este caso.

“De hecho no es difícil conseguir esta visa. Muchas veces, el crimen no tiene que ser reciente, pero si es necesario un récord policiaco y suficiente evidencia para integrar un caso sólido”, opina Price.

Anualmente, solamente se les permite a 10 mil personas obtener la Visa U en Estados Unidos, y la espera promedio puede ser de hasta cinco años.

No obstante, “a veces el sistema de inmigración da sorpresas y lleva a cabo el tramite más rápido de lo que se piensa como en el caso del señor Topete”, dice Price.

“Como abogado de inmigración, mi recomendación es pedirle a la gente que no tenga miedo en denunciar el crimen, cooperar con las autoridades y buscar a un experto que los pueda guiar… Nada de asistentes o notarios públicos”, agrega.

Topete se encuentra sorprendido sobre como su pasado de temor y frustración lo llevó a obtener la visa.

“Quiero hacer muchas cosas en el futuro, entre eso mudarme, comprar casa y hasta poner mi propio negocio”, dice Topete, de ahora 51 años de edad.

El abogado sostiene que el problema de la indigencia en Los Ángeles se ha agudizado en los años recientes, y muchas familias migrantes han sido víctimas a la violencia callejera, sin saber que pueden tener un alivio migratorio, concluye el jurista.