PUBLICIDAD

Tecnología

¿Una cirugía médica por streaming? Sí, eso es Medu

La plataforma digital se planta como un Netflix del área médica

Carlos F. Guevara / Agencia Reforma

viernes, 09 septiembre 2022 | 17:31

Especial / Agencia Reforma | Medu es una startup mexicana que pretende ser el mayor almacén de videos de cirugía, para apoyo pedgagógico, en habla hispana

PUBLICIDAD

Ciudad de México.— Hasta principios del siglo XX, las cirugías se realizaban en anfiteatros donde la comunidad estudiantil de medicina, e incluso el público en general podía asistir. Esta transparencia pedagógica desapareció para dar lugar a técnicas más privadas y asépticas en la medicina moderna.

Esta reflexión es uno de los tantos puntos de partida para el desarrollo de Medu, una startup mexicana que pretende poner al estudiante de medicina en la primera fila de una cirugía de forma virtual, es decir, que pueda aprender los procedimientos a través de servicios de streaming.

PUBLICIDAD

Medu se planta como un Netflix del área médica, pero con un fuerte componente artístico, pues el servicio ofrece calidad visual y narrativa en los videos de cirugías, además, integra innovaciones tecnológicas, ya que el servicio está soportado en aplicación móvil y web app.

La startup es liderada por Sebastián Prida, director general; Santiago Pérez, director de producción audiovisual; Mauricio Peón, director de tecnología; y Sebastián Salazar, director de desarrollo de negocios. Juntos, nos contaron cómo funciona la plataforma y hacia dónde se dirigen.

Medu se concibió como una herramienta de enseñanza para médicos próximos a realizar el Examen Nacional de Aspirantes a Residencias Médicas. Las pruebas de concepto empezaron en 2018 con filmaciones de cirugías para reforzar los conocimientos. El formato de video fue un rotundo éxito.

Entrada la pandemia, realizaron cápsulas médicas y un curso de reacción ante Covid-19, esto con el apoyo de la Fundación Carlos Slim; en aquel momento coincidieron en que tenían que escalar a un producto de calidad y actualizado.

"Nos dimos cuenta del propósito transformador que tiene Medu que es el impactar positivamente la salud mundial, a través del conocimiento. Sabemos que mantener actualizados y educados a los profesionales de la salud hace que atiendan mejor a sus pacientes, y por lo tanto, impactar en la salud de cada una de las personas en la población", enfatizó Sebastián Prida.

Santiago Pérez mencionó que Medu también surge como una crítica a los modelos educativos tradicionales, que los calificó como anquilosados y que se han mantenido de manera similar durante 8 siglos de existencia, alejados de la revolución tecnológica y oportunidades de aprender desde la nube, incluso desde YouTube.

"La mayoría de los estudiantes de medicina, en toda su licenciatura, que son 4 o 5 años, entran muy poco a los quirófanos o casi nada. La manera en que aprenden es a partir de libros y esquemas que de repente encuentran.

"Queríamos generar un modelo alterno y complementario a la educación profesional que pudiera echar mano de estas cosas que no se utilizaban; una muy importante son las Tecnologías de la Información, por eso tenemos una parte muy fuerte de TI sin dejar de lado el arte y la cinematografía", aseguró Pérez.

La compañía insiste en romper con mitos actuales de que los matemáticos no pueden ser pintores y que los pintores no pueden ser biólogos porque son formas muy diferentes de pensar, esta idea se traduce en su logotipo que consiste en un oloide, un objeto geométrico que remite a las figuras imposibles que pintaba Maurits Cornelis Escher.

Medu ofrece más de 50 cirugías en video; 30 pláticas médicas; más de 8 mil artículos actualizados en idioma español; quizzes, juegos interactivos para que los estudiantes practiquen casos clínicos que son de su área.

A la fecha tienen más de 92 mil profesionales de salud adheridos y el ritmo de crecimiento es de 200 nuevas suscripciones al día. Al ser una plataforma global, disponible para Android y iOS, la demanda se concentra en México, mientras que el resto se distribuye en países como Argentina, Colombia, Panamá, Venezuela, Perú y España.

"Los estudiantes nos ven desde todos lados; tratamos de hacer estos contenidos para toda Latinoamérica. Toda esta información en español no la hay, es por eso que estamos llegando a estos países de habla hispana", agregó Mauricio Peón.

Al igual que las plataformas de streaming, Medu tiene planes para los suscriptores. En el esquema básico, el cual es gratuito, hay cursos, diplomados, pláticas médicas, artículos, casos clínicos, podcasts y certificados.

En el modelo premium (Medu Qx), se ofrece todo lo anterior más la biblioteca quirúrgica completa, es decir los videos, aprendizaje quirúrgico personalizado e inmersivo, además de invitaciones exclusivas a eventos. El costo por mes es de 249 pesos o anual que asciende a mil 494 pesos.

Para dar certeza al proceso educativo de los estudiantes, Sebastián Salazar mencionó que han colaborado con el Centro de Investigación del doctor Salim Yusuf, en Toronto; la Universidad de Texas; y el Hospital Nacional en Panamá.

En México tienen de aliados al Instituto Mexicano del Seguro Social, Hospital Ángeles, Sociedad Mexicana de Industria de Investigación Farmacéutica, Frente Unido por el Cáncer de Pulmón, por mencionar algunos.

Los voceros aspiran a que Medu sea la biblioteca más grande de procedimientos quirúrgicos de habla hispana para estudiantes y en el mediano plazo pretenden ofertar posgrados con aval oficial de manera que puedan emitir cédulas profesionales, adelantaron que será un posgrado en manejo y atención de diabetes.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search