PUBLICIDAD

Tecnología

Enfrentan Ferrari y Lamborghini amenaza existencial ante auge de autos eléctricos

Íconos del estilo automotriz italiano luchan por diseñar coches deportivos de batería que inspiren la misma pasión que sus costosos modelos de combustión interna

The New York Times

lunes, 27 junio 2022 | 12:42

The New York Times

PUBLICIDAD

Roma.- Los niños que salían de una escuela primaria en un pueblo italiano se quedaron en silencio cuando un Lamborghini se acercó, su motor de 12 cilindros ronco pregonaba su presencia. Luego, cuando la bestia en forma de cuña pasó rugiendo por el patio de la escuela, rompieron en vítores, agitando los puños y saltando en el aire.

Fue una expresión espontánea de la emoción que inspira el fabricante italiano de autos deportivos y que motiva, a quienes pueden permitírselo, a desembolsar cientos de miles de dólares, en algunos casos millones, para hacerse con uno.

PUBLICIDAD

Pero Lamborghini, Ferrari y un puñado de otras compañías que fabrican los llamados superdeportivos, una categoría vagamente definida de vehículos que cuestan cientos de miles de dólares y ofrecen un rendimiento al nivel de un auto de carrera, enfrentan una amenaza existencial. La industria automotriz se está moviendo inexorablemente hacia la energía de la batería, una tendencia de la que estos fabricantes de automóviles no pueden escapar. Ahora están luchando con la forma de diseñar autos deportivos eléctricos que inspiren la misma pasión y tengan los mismos precios.

Tesla ya ha desafiado las afirmaciones de Ferrari y Lamborghini de estar a la vanguardia del diseño automotriz. Tesla fue pionera en vehículos eléctricos, y su Model S Plaid puede acelerar a 100 kilómetros por hora en poco más de dos segundos, más rápido que cualquier Ferrari o Lamborghini, según los evaluadores de Motor Trend.

“Para los fabricantes de superdeportivos, la pregunta es: ¿podrán también ser líderes en el mundo de la electrificación?”. dijo Karl-Thomas Neumann, exdirector ejecutivo del fabricante de automóviles alemán Opel.

“Si solo estás construyendo un superdeportivo y poniéndole el logo de Ferrari, eso no es suficiente”, dijo Neumann. Y la compañía llega "muy tarde" al juego de los autos eléctricos, agregó.

Ferrari ha ofrecido un híbrido enchufable, el Stradale, desde 2019, pero no presentará un automóvil completamente eléctrico hasta 2025. La compañía, con sede en Maranello, Italia, explicó sus planes en un evento para inversores este mes y dijo que construye motores eléctricos y otros componentes clave ella misma, manteniendo su tradición de artesanía y exclusividad.

“Un Ferrari eléctrico será un verdadero Ferrari”, dijo Benedetto Vigna, el director ejecutivo, en una entrevista antes de la presentación.

Ferrari también dijo que, de acuerdo con la tradición, tomaría prestada la tecnología de su formidable equipo de carreras. Pero la empresa no compite en la Fórmula E, la respuesta a la Fórmula 1 para coches eléctricos. Vigna se negó a decir si hay planes para hacerlo.

Lamborghini, propiedad de Volkswagen y con sede en el pueblo de Sant'Agata Bolognese, ofrecerá su primer híbrido enchufable en 2023 y un automóvil completamente eléctrico en algún momento de la segunda mitad de la década.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search