Tecnología

Enfrenta Google otra demanda

Presentan 38 estados de EU querella por violación a ley antimonopolio

Staff
Agencia Reforma

viernes, 18 diciembre 2020 | 06:00

Washington— Una coalición de 38 estados presentó una demanda antimonopolio contra Google, unidad de Alphabet Inc., alegando que mantenía el poder de monopolio sobre el mercado de búsquedas en Internet a través de contratos y conductas anticompetitivas, reportó The Wall Street Journal.

El diario dijo que la demanda es la tercera acción antimonopolio reciente del Gobierno de EU contra Google, luego de una queja de otros estados presentada el miércoles y centrada en el imperio de publicidad digital de Google, y otra demanda del 20 de octubre del Departamento de Justicia también dirigida a su negocio de búsqueda.

La demanda de hoy agregó acusaciones no cubiertas en detalle en las otras dos quejas. Las demandas podrían proceder por separado o eventualmente unirse en un solo caso durante lo que podrían ser años de litigio.

El Journal indicó que las demandas presentadas por separado reflejan en parte una división práctica del trabajo. Las agencias con recursos limitados dividieron el trabajo de investigar diferentes aspectos del negocio de Google.

Se unen 10 más

Diez estados demandaron el miércoles a Google, acusando al gigante de búsquedas de “conducta anticompetitiva” en el sector de la publicidad en Internet, incluido un acuerdo con su rival Facebook para manipular las ventas.

El secretario de Justicia de Texas, Ken Paxton, anunció la demanda, presentada ante una Corte Federal en ese estado, y en la que se afirma que Google está usando su “poder monopólico” para controlar los precios de la publicidad en línea, ajustando al mercado a su favor y eliminando a la competencia.

“Esta compañía Goliat está usando su poder para manipular al mercado, destruir a la competencia y perjudicarlo a usted, el consumidor", declaró Paxton en un video difundido en Twitter.

Google, con sede en Mountain View, California, dijo que las acusaciones de Paxton “carecían de mérito”, y señaló que los precios de la publicidad en Internet han disminuido en la última década.

“Éstas son las características de una industria altamente competitiva”, señaló la compañía en un comunicado. “Nos defenderemos enérgicamente de las aseveraciones infundadas (de Paxton) en la corte”.

Paxton encabezó una coalición bipartidista de 50 estados y territorios de Estados Unidos que anunciaron en septiembre de 2019 que estaban investigando las prácticas de negocios de Google ante una “posible conducta monopólica”.

Ahora, Texas presentó la demanda junto con los secretarios de justicia republicanos de Arkansas, Idaho, Indiana, Kentucky, Mississippi, Missouri, Dakota del Norte, Dakota del Sur y Utah.

La demanda va dirigida al corazón de los negocios de Google: los anuncios digitales que generan casi todos sus ingresos, así como todo el dinero del que depende su compañía matriz, Alphabet Inc., para financiar una gama de proyectos de tecnología.

Conforme más vendedores han aumentado sus gastos en línea, los anuncios digitales han convertido a Google en una máquina de hacer dinero. En los primeros nueve meses de este año, las ventas de publicidad de Google alcanzaron casi 101 mil millones de dólares, el 86% del total de sus ingresos.

Y ahora, los estados afirman que Google pretende aprovechar su supuesto dominio en la publicidad digital para cerrar otras vías de posible competencia e innovación. La compañía concertó un acuerdo ilegal con Facebook, un importante competidor de anuncios, para manipular la subasta de publicidad, según la demanda. Facebook declinó hacer declaraciones.

“Google tiene un apetito para el dominio total, y su ambición más reciente es transformar la arquitectura libre y abierta del Internet”, se afirma en la demanda.

En el mercado de la “tecnología publicitaria” que reúne a Google y un amplio universo de anunciantes y medios editoriales en línea, la compañía controla el acceso a los anunciantes que insertan publicidad en la plataforma dominante de búsquedas de la firma.

Google también controla el proceso de subasta para que los anunciantes pongan anuncios en los sitios de medios editoriales. (Con información de Associated Press)