PUBLICIDAD

Tecnología

Edtechs pavimentan educación del futuro

El edtech, un acrónimo compuesto por las palabras tecnología y educación

Carlos F. Guevara / Agencia Reforma

miércoles, 16 agosto 2023 | 13:25

Fotoarte: Atzin Aguilar

PUBLICIDAD

Ciudad de México.- La pandemia ha terminado. Las autoridades sanitarias de la Organización Mundial de la Salud y las de la Secretaría de Salud de México levantaron la emergencia por Covid-19 en mayo pasado. A este punto de la historia, ya es posible revisar el impacto del fenómeno pandémico sobre la educación en América Latina y proponer algunas direcciones a través de empresas edtech, un sector que creció exponencialmente durante los últimos tres años.

El edtech, un acrónimo compuesto por las palabras tecnología y educación, implica dos perspectivas: una disciplina académica de análisis y solución de problemas relacionados con la educación desde un punto de vista tecnológico, y segundo, una práctica de enseñanza y aprendizaje que utiliza aplicaciones, herramientas o servicios tecnológicos para mejorar sus resultados, según refiere Telefónica en una entrada de blog.

La contingencia del coronavirus dejó ver el crecimiento de la industria edtech en la región latinoamericana. De acuerdo con el estudio 'Tecnología educativa en América Latina y el Caribe' desarrollado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la consultora tecnológica HolonIQ, señala que en 2021 se invirtieron casi 500 millones de dólares de capital de riesgo en el ecosistema edtech, lo que representó más de seis veces el promedio de los cinco años anteriores.

Aunque el dato de la inyección del capital de riesgo suena alentador, éste solo representa alrededor del 3 por ciento de la inversión global, caso contrario al de Estados Unidos que concentró el 40 por ciento, seguido de India con 18 por ciento y Europa con un 14 por ciento, en el mismo periodo. Llama la atención que China acaparó solo un 13 por ciento, sin embargo, en 2020 captó hasta un 63 por ciento de recursos.

La investigación plantea una realidad de edtech en ciernes donde la innovación educativa está surgiendo en toda la región latina y algunos países están construyendo ecosistemas locales sólidos e impulsados en forma de talento, capital y cambios regulatorios. El estudio añade que a diciembre de 2021 se contabilizaron más de mil 500 startups edtech y el 70 por ciento de todas las empresas se encuentran en las dos economías más grandes: Brasil y México.

El edtech no solo tiene futuro en el sector privado, desde el lado gubernamental y el tercer sector, representa una oportunidad para mitigar las pérdidas de aprendizaje derivadas del Covid-19, tal como lo propone un documento con propuestas realizado por EdTech Hub, un centro de investigación educativa financiado por el gobierno británico, Unicef, el Banco Mundial y la fundación Bill & Melinda Gates.

El documento resalta el proyecto Pasaporte de Aprendizaje como un ejemplo edtech para abordar las pérdidas de aprendizaje durante el confinamiento en México. Se trata de una plataforma donde niñas, niños, adolescentes y maestros pueden acceder a módulos y videos en línea, facilitados junto con cuestionarios, funciones interactivas y certificados de finalización.

Para entender el presente y lo que proponen las edtech en México y América Latina, acudimos con Byju's, la compañía global que ofrece cursos en línea para preparar a las infancias en los terrenos de matemáticas y programación; en segundo lugar se encuentra Smartraining, una startup chilena que dispone una metodología basada en el aprender haciendo usando tecnología inmersiva; en tercer y último lugar, Platzi, la plataforma de cursos en línea explica el potencial de promover la enseñanza aeroespacial en América Latina.

EL ROL DE LAS INFANCIAS

El impacto de la pandemia sobre las infancias a nivel mundial puede ser más grave de lo que se cree, según prevé el informe del Banco Mundial, 'Colapso y recuperación: Cómo la Covid-19 erosionó el capital humano y qué hacer al respecto', en el documento se llega a la conclusión de que los estudiantes de hoy podrían perder hasta el 10 por ciento de sus ingresos futuros debido a las crisis educativas.

"Debido a la pandemia, los niños en edad preescolar de varios países han perdido más del 34 por ciento del aprendizaje en lengua y alfabetización tempranas y más del 29 por ciento del aprendizaje en matemáticas, en comparación con las cohortes anteriores a la pandemia", refiere el comunicado de prensa sobre el informe.

En este sentido, Carlos Tejada, gerente general para América Latina en Byju's, la edtech global que presume más de 150 millones de estudiantes en todo el mundo, advierte que si no sabemos enfocar la atención de las niñas y niños en cosas que les ayuden a desarrollar su cerebro y simplemente estén frente a una pantalla consumiendo información y no creándola, eso podría ser un gran problema.

"La generación que nació en 2010 no es muy diferente a las generaciones anteriores en cuanto a curiosidad o capacidades cognitivas, aunque, en lo que sí difieren, es en la facilidad con la que se relacionan con los objetos tecnológicos y manejo de dispositivos, pero eso es algo que venimos viendo desde generaciones anteriores", mencionó Tejada en entrevista.

A la generación que hace referencia es la Alfa, un concepto propuesto por los investigadores Mark McCrindle y Ashley Fell en el que se describe al grupo de personas nacidas a partir del año 2010 en adelante, un segmento al que Byju's apunta en sus servicios al ofrecer cursos sobre programación, enseñanza de inglés y matemáticas, pues según Tejada, son materias indispensables que les darán una ventaja en su futuro, ahora que la tecnología está jugando un rol clave en cualquier ámbito laboral.

En un mundo donde la Inteligencia Artificial comienza a ganar terreno y levantar polémica, como ocurrió con las protestas de guionistas y actores en Estados Unidos, el vocero considera sumamente importante concientizar a los niños y niñas sobre qué se puede hacer con la tecnología y qué no, ya que como toda tecnología, esta puede ser empleada para fines positivos aunque otros no tanto.

"Es importante mencionar que también como padres, madres u organizaciones educativas, tenemos que cuidar el tiempo y el modo en el que están usando los dispositivos electrónicos, porque si estamos observando que únicamente están consumiendo y no estimulando su cerebro para crear, aprender, entender, estamos creando un obstáculo peligroso para su futuro", recomendó.

Con el auge de la inteligencia artificial, Tejada ve a este hito como una herramienta y no como amenaza en el sector educativo, ya que si se aplica correctamente, multiplicará el aprendizaje; ejemplificó que, aun con la existencia de las calculadoras, los estudiantes deben comprender las razones de las operaciones aritméticas. Con esta tecnología, Tejada espera que la enseñanza comience a ser vista más como una experiencia que como una obligación para los niños.

"Es posible que las profesiones que vemos hoy en día no van a existir en 10 años o van a dar un giro radical en función de la tecnología, entonces la gran oportunidad que tienen los niños es la adquisición de estos conocimientos y se relaciona directamente con lo que impartimos las edtech. Cada vez se están abriendo más ofertas de data science, machine learning, ciberseguridad, programación para niños y para adultos", compartió.

APRENDER HACIENDO

Para que el sector educativo mexicano avance y adopte tecnologías en los entornos de enseñanza y aprendizaje, se requieren cambios profundos en la política educativa y fortalecer la infraestructura de conectividad, sugirió Gustavo Aguilar Joussé, director general de Smartraining, edtech de origen chileno que desarrolla productos para la educación virtual.

"Hacen falta más incentivos gubernamentales y recursos financieros para invertir en empresas que desarrollamos tecnología de punta. Existen algunos, pero hacen falta muchísimos más, porque ante tanta innovación y tanta demanda de nuevos servicios basados en las nuevas tecnologías, no es suficiente. Es un mercado que crece exponencialmente, por lo que el retorno de estas inversiones será enorme en el mediano plazo", arguyó.

El Gobierno de México tiene por delante un reto para diversificar la educación aprovechando las tecnologías de la información y la comunicación, y es que los resultados de la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) 2022 contabilizaron 93.1 millones de personas usuarias de internet, lo que representó 78.6 por ciento de la población de 6 años o más, a su vez hubo un aumento de tres puntos porcentuales respecto a 2021 (75.6 por ciento).

Por otro lado, Aguilar Joussé aseguró que con el acelerado desarrollo tecnológico en los últimos tres años propiciado por la pandemia surgen nuevos paradigmas pedagógicos a partir del uso de interfaces virtuales, debido a que fomentan un aprendizaje más activo y participativo, permiten una mayor personalización, impulsan la enseñanza basada en la resolución de problemas, mejoran la colaboración entre los estudiantes, proveen acceso a recursos enriquecidos, además de que es posible usar herramientas para dar retroalimentación inmediata y llevar un seguimiento del progreso usando herramientas de analítica.

Por esta razón, desde su organización propone una metodología llamada 'X-Learning' o 'Experience Learning', cuyo enfoque es aprender haciendo o a través de la experiencia, es decir, mediante entornos virtuales controlados donde los estudiantes tienen la oportunidad de explorar, experimentar y resolver problemas de manera práctica.

"Tenemos un caso de éxito que es el Hospital Virtual de Smartraining. Funciona con simuladores de realidad virtual, generando un entorno completamente digital adaptado a cualquier ambiente médico donde los estudiantes pueden tener una experiencia totalmente inmersiva en un hospital simulado con procesos y protocolos que pueden funcionar para la práctica como en el mundo real", refirió tras ser cuestionado sobre la oportunidad que ofrecen los visores de realidad mixta en el sector educativo.

EL CIELO NO ES EL LÍMITE

Si la inteligencia artificial y la virtualización de la educación suponen revoluciones tras el impacto de la pandemia, la educación sobre la industria aeroespacial es el siguiente salto que las edtech deben dar en América Latina para desarrollar talentos, empleo y al mismo tiempo atender uno de los temas de urgencia que es el calentamiento global.

Así lo consideró en entrevista Freddy Vega, director general de Platzi, una de las edtech de mayor relevancia en América Latina, cuyo objetivo es entrenar a la próxima generación de profesionales en tecnología, y que recientemente lanzó su satélite PlatziSat-1, convirtiéndose en la primera empresa educativa latinoamericana en explorar el espacio.

Vega reveló que la idea también surgió a partir de la ausente participación de América Latina en la nueva carrera espacial, mejor conocida como New Space Economy, pues, según su inquietud, es que en la región no se inculca a los estudiantes imaginar carreras profesionales relacionadas con la industria aeroespacial, en un momento donde es más fácil enviar satélites.

El picosatélite fue lanzado el 12 de junio en la misión Transporter-8 a bordo de un cohete Falcon-9 de la empresa SpaceX, el servicio de "taxi" espacial de Elon Musk para enviar cargas en zona de órbita baja donde el objeto volará a 28 mil Km/h durante 2 años hasta quemarse en la atmósfera.

La unidad de tamaño compacto integra antenas, cámaras y memoria que le permitirá a cualquier estudiante de Platzi conectarse a él, dejar mensajes en el espacio para otros estudiantes, descargar las fotos de la Tierra tomadas por el satélite y practicar técnicas de ingeniería de telecomunicaciones y sistemas orbitales, precisó Vega en el blog de Platzi.

Para darle forma a esta iniciativa aeroespacial, la compañía trazó una ruta llamada Platzi Space Program donde concentra 11 cursos, cuyo objetivo es que las personas aprendan nociones de mecánica orbital, sistemas espaciales y de telecomunicaciones.

"El espacio es la forma en la que la humanidad soluciona muchos de nuestros problemas fundamentales. En este momento estamos ante una amenaza de calentamiento global. No sabríamos del problema o cómo atacarlo si no fuera por los satélites que están en el espacio", concluyó.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search