Tecnología

Denuncias ponen a Facebook bajo la lupa

Las últimas revelaciones muestran una investigación interna que socava el corazón de las redes sociales, los ‘me gusta’ y las compartidas que Facebook revolucionó

The New York Times

lunes, 25 octubre 2021 | 15:06

Associated Press | El CEO de Facebook Mark Zuckerberg (centro) a su llegada a una cumbre del foro de Cooperación Económica de Asia y el Pacífico en Lima

Nueva York— Durante semanas, Facebook se ha visto sacudido por revelaciones que han provocado una tormenta de críticas por parte de legisladores, reguladores y el público.

Los informes de The Wall Street Journal a partir de documentos de investigación proporcionados por un denunciante pusieron a Facebook bajo el microscopio. Esos informes mostraron cómo Facebook sabía que Instagram estaba empeorando los problemas de imagen corporal entre los adolescentes, entre otros problemas.

La denunciante, Frances Haugen, se hizo pública durante una entrevista en "60 Minutes" a principios de octubre. El 5 de octubre, Haugen testificó ante un subcomité del Senado durante más de tres horas. Dijo que Facebook había ocultado deliberadamente una investigación inquietante sobre cómo los adolescentes se sentían peor consigo mismos después de usar sus productos y cómo estaba dispuesto a usar contenido de odio en su sitio para que los usuarios regresaran. En su testimonio, alentó a los legisladores a exigir más documentos e investigaciones internas, sugiriendo que los documentos que había proporcionado eran solo la punta del iceberg.

Después de que Haugen testificara, los ejecutivos cuestionaron públicamente su credibilidad y dijeron que sus acusaciones eran falsas. Pero internamente, intentaron posicionar sus posturas para aferrarse a la buena voluntad de más de 63 mil empleados y calmar sus preocupaciones.

Desde entonces, los reporteros han cubierto más documentos internos de la compañía, que posee Instagram y WhatsApp además de la red social principal de Facebook. Los documentos sobre Instagram, por ejemplo, revelan una empresa que está luchando por retener, involucrar y atraer a los usuarios jóvenes.

Otros documentos plantean preguntas sobre el papel de Facebook en la desinformación electoral y el ataque pro-Trump al Capitolio el 6 de enero. Los documentos de la compañía muestran hasta qué punto Facebook sabía de los movimientos de grupos extremistas en su sitio que intentaban polarizar a los votantes estadounidenses antes de la elección. Los empleados creían que Facebook podría haber hecho más, según los documentos.

En India, el mercado más grande de Facebook, los problemas también son mayores. Los documentos internos muestran una lucha contra la desinformación, el discurso de odio y las celebraciones de la violencia. Docenas de estudios y memorandos escritos por empleados de Facebook proporcionan una clara evidencia de una de las críticas más serias formuladas por activistas de derechos humanos y políticos contra la empresa de alcance mundial: se muda a un país sin comprender completamente su impacto potencial en la cultura y la política locales, y no implementa los recursos para actuar sobre los problemas una vez que ocurren.

Las últimas revelaciones, publicadas este lunes por la mañana, muestran una investigación interna que socava el corazón de las redes sociales, los "me gusta" y las compartidas que Facebook revolucionó. Según los documentos, los investigadores determinaron una y otra vez que la gente hacía un mal uso de las características clave o que esas características amplificaban el contenido tóxico, entre otros efectos. En un memorando interno de agosto de 2019, varios investigadores dijeron que era la “mecánica central del producto” de Facebook, es decir, los conceptos básicos de cómo funcionaba el producto, lo que había permitido que la desinformación y el discurso de odio florecieran en el sitio.

Sin la transparencia impuesta por el gobierno, Facebook puede presentar una imagen falsa de sus esfuerzos para abordar el discurso de odio y otros contenidos extremos, Haugen le dijo al Parlamento británico. La compañía dice que el software de inteligencia artificial detecta más del 90 por ciento de los discursos de odio, pero Haugen dijo que el número era menos del 5 por ciento.

“Son muy buenos bailando con datos”, dijo.

close
search