PUBLICIDAD

Tecnología

Crean polímero más fuerte que el acero

Es tan liviano como el plástico y puede producirse fácilmente en grandes cantidades

Agencia Reforma

miércoles, 09 febrero 2022 | 11:53

Especial

PUBLICIDAD

Monterrey- Usando un proceso de polimerización novedoso, ingenieros químicos del MIT crearon un material que es más fuerte que el acero y tan liviano como el plástico, y puede producirse fácilmente en grandes cantidades, reportó SciTechDayly.

Se trata de un polímero bidimensional que se autoensambla en láminas, a diferencia de todos los demás que forman cadenas unidimensionales similares a espaguetis. Hasta ahora, los científicos creían que era imposible inducir polímeros para formar láminas 2D.

PUBLICIDAD

El polímero podría usarse como un recubrimiento liviano y duradero para piezas de autos o celulares o como material de construcción para puentes u otras estructuras, resaltó a SciTechDayly el autor principal del nuevo, Michael Strano, profesor de ingeniería química en el MIT.

"Normalmente no pensamos en los plásticos como algo que podrías usar para sostener un edificio, pero con este material puedes habilitar cosas nuevas. Tiene propiedades muy inusuales y estamos muy entusiasmados con eso".

Los polímeros, que incluyen todos los plásticos, consisten en cadenas de bloques de construcción llamados monómeros que crecen añadiendo nuevas moléculas en sus extremos. Una vez formados, los polímeros se pueden moldear en objetos tridimensionales, como botellas de agua, mediante moldeo por inyección.

Los científicos han planteado durante mucho tiempo la hipótesis de que si se pudiera inducir a los polímeros a crecer en una lámina bidimensional, deberían formar materiales extremadamente fuertes y livianos. Pero muchas décadas de trabajo en este campo llevaron a la conclusión de que era imposible crear tales hojas.

Sin embargo, Strano y sus colegas idearon un nuevo proceso que les permite generar una lámina bidimensional llamada poliaramida.

"En lugar de hacer una molécula con forma de espagueti, podemos hacer un plano molecular con forma de lámina, donde hacemos que las moléculas se enganchen entre sí en dos dimensiones", explicó Strano. "Este mecanismo ocurre espontáneamente en solución, y después de que sintetizamos el material, podemos recubrir por rotación fácilmente películas delgadas que son extraordinariamente fuertes".

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

close
search