Tecnología

Consejos para padres en el uso de videojuegos

Tutores deben estar alerta para que los menores no caigan en las trampas de los ciberdelincuentes

Tomada de Internet / Imagen Ilustrativa

Excélsior

martes, 27 octubre 2020 | 14:25

Ciudad de México.- Si a tus hijos les gusta jugar videojuegos en línea, debes seguir algunas medidas de seguridad para evitar que sean víctima de delitos como pornografía infantil, sextorsión, bullying, phishing, etcétera.

¿CÓMO OPERAN LOS DELINCUENTES? 

 

Los ciberdelincuentes aprovechan el anonimato para interactuar con otros jugadores y ofrecerles beneficios a cambio de información personal o fotografías íntimas y de índole sexual.

Por lo regular estas personas invitan al jugador a que continúen su conversación por canales ajenos al juego como las redes sociales y aplicaciones de mensajería instantánea, con el objetivo de captar la atención de las víctimas y obligarlas a mandar dicha información, siempre con la promesa de que recibirán beneficios en los juegos virtuales como premios, recompensas, monedas digitales, regalos, diamantes, atuendos y armas para los avatar, etcétera. 

Cabe mencionar que este tipo de videojuegos online proporcionan el anonimato, pues los jugadores no llenan formularios con datos reales, en cambio se utilizan los nicknames, lo que, principalmente en los menores de edad, se vuelve peligroso, pues pueden caer más rápido en las trampas, sufrir acoso, extorsión, bullying, entre otras formas de agresiones.

¿CÓMO PREVENIR?

 

Ante ello, sigue las siguientes recomendaciones para utilizar los videojuegos de manera segura:

  • Los padres de familia o tutores deben prestar atención sobre las apps y videojuegos que utilizan los niños, de acuerdo a la edad. 
  • Revisar constantemente las interacciones que los menores tienen con otros usuarios y alertarlos de situaciones extrañas. 
  • Reportar a los usuarios que infringen las políticas de uso a través de las herramientas que hay en los chats de audio y texto. 
  • Monitorear las publicaciones y actividades que tienen los menores o jóvenes con otros usuarios también en redes sociales y foros de conversación. 
  • Supervisar las conversaciones que se realizan a través de las aplicaciones de mensajería instantánea. 
  • Establecer un horario para que los menores usen el dispositivo móvil, computadoras, tabletas electrónicas y demás dispositivos donde estén descargadas las aplicaciones. 
  • Se debe sensibilizar a los jóvenes sobre los riesgos de enviar fotografías íntimas o de índole sexual, hablar con desconocidos sobre temas personales o intercambiar información.