PUBLICIDAD

Tecnología

Baterías avanzadas para autos pasan de laboratorios a la producción en masa

Fabricantes buscan producir millones de baterías que se recargarán en minutos y viajarán cientos de kilómetros entre cargas

The New York Times

martes, 12 julio 2022 | 08:47

The New York Times

PUBLICIDAD

Nueva York.- Durante años, los científicos en laboratorios desde Silicon Valley hasta Boston han estado buscando una poción difícil de alcanzar de productos químicos, minerales y metales que permitiría que los vehículos eléctricos se recargaran en minutos y viajaran cientos de kilómetros entre cargas, todo por un costo mucho más bajo que las baterías disponibles hoy.

Ahora, algunos de esos científicos y las empresas que fundaron se acercan a un hito. Están construyendo fábricas para producir celdas de batería de próxima generación, lo que permite a los fabricantes de automóviles comenzar a probar las tecnologías en la carretera y determinar si son seguras y confiables.

PUBLICIDAD

Las operaciones de la fábrica son en su mayoría de escala limitada, diseñadas para perfeccionar las técnicas de fabricación. Pasarán varios años antes de que los automóviles con baterías de alto rendimiento aparezcan en las salas de exhibición, e incluso más antes de que las baterías estén disponibles en automóviles de precio moderado. Pero el comienzo de la producción en línea ofrece la tentadora perspectiva de una revolución en la movilidad eléctrica.

Si la tecnología se puede producir en masa, los vehículos eléctricos podrían competir con los vehículos que funcionan con combustibles fósiles por conveniencia y rebajarlos en precio. Las emisiones nocivas del tráfico de automóviles podrían reducirse sustancialmente. Los inventores de las tecnologías podrían convertirse fácilmente en multimillonarios, si es que aún no lo son.

Para las docenas de empresas incipientes que trabajan en nuevos tipos de baterías y materiales para baterías, la salida de sus tecnologías de los laboratorios a las duras condiciones del mundo real es el momento de la verdad.

Producir millones de células de batería en una fábrica es mucho más difícil que fabricar unos cientos en una sala limpia en un espacio diseñado para minimizar los contaminantes.

“El hecho de que tenga un material que funcione no significa que pueda hacerlo funcionar”, dijo Jagdeep Singh, fundador y director ejecutivo de QuantumScape, un fabricante de baterías en San José, California, en el corazón de Silicon Valley. “Tienes que descubrir cómo fabricarlo de una manera que esté libre de defectos y tenga una uniformidad lo suficientemente alta”.

Además del riesgo, la caída de las acciones tecnológicas ha despojado de miles de millones de dólares en valor a las compañías de baterías que cotizan en bolsa. No será tan fácil para ellos recaudar el efectivo que necesitan para construir operaciones de fabricación y pagar a su personal. La mayoría tiene ingresos escasos o nulos porque aún no han comenzado a vender un producto.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search