Salud

Vacuna de Covid-19 para niños no llegaría antes del otoño del 2021

Científicos se apresuran a desarrollar una vacuna para adultos, pero no se han iniciado ensayos para determinar si son seguras y efectivas para niños

The New York Times

The New York Times

martes, 22 septiembre 2020 | 07:47

Gracias a la Operación Warp Speed del gobierno de Estados Unidos y otros programas, varias vacunas Covid-19 para adultos ya se encuentran en ensayos clínicos avanzados. Pero aún no se han iniciado ensayos en Estados Unidos para determinar si estas vacunas son seguras y efectivas para los niños.

"En este momento estoy bastante preocupado de que no tendremos una vacuna disponible para los niños a principios del próximo año escolar", dijo el doctor Evan Anderson, pediatra de Children's Healthcare of Atlanta y profesor de la Escuela de Emory University.

El viernes, Anderson y sus colegas publicaron un comentario en la revista Clinical Infectious Diseases en el que pidieron a los fabricantes de vacunas que actúen juntos.

Muchas vacunas, incluidas las del sarampión, poliomielitis y tétanos, se diseñaron desde el principio para ser administradas a los niños. En tales casos, los desarrolladores de vacunas normalmente comenzarían con ensayos en adultos para verificar si existen problemas de seguridad importantes.

En las últimas décadas, las vacunas infantiles han salvado millones de vidas. El simple hecho de ampliar el acceso a la vacuna contra el sarampión provocó una disminución del 78 por ciento en la mortalidad entre 2000 y 2008, evitando aproximadamente 12.7 millones de muertes en todo el mundo.

Cuando se produjo la pandemia de Covid-19, los gobiernos y las organizaciones filantrópicas ofrecieron apoyo para costosos ensayos clínicos y para la construcción de fábricas para producir vacunas que aún tenían que demostrar su valía. El resultado ha sido una marcha rápida y sin precedentes hacia una vacuna. Apenas nueve meses después de la pandemia, al menos 38 vacunas Covid-19 han llegado a los ensayos clínicos, y está previsto que comiencen docenas más en los próximos meses.

El doctor Anderson dijo que los fabricantes de vacunas podrían haber comenzado a realizar ensayos para niños durante el verano, tan pronto como obtuvieran buenos resultados de Fase 2 de los adultos. Pero eso no sucedió. Y con el otoño a la vuelta de la esquina, eso todavía no ha sucedido.

Había buenas razones detrás del enfoque temprano en los adultos. Los niños tienen muchas menos probabilidades de morir a causa de Covid-19. El viernes, el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades emitió un informe que concluyó que, de más de 190 mil personas que murieron en Estados Unidos por Covid-19, solo 121 eran menores de 21 años. Asimismo, la tasa de hospitalización en niños menores de 18 años es 20 veces menor que en adultos.

"Tal como está, los niños no son un grupo de alto riesgo", dijo el doctor Paul Offit, profesor de la Universidad de Pensilvania. "Dado el tiempo y los recursos limitados para realizar estos ensayos, puedo entender por qué el enfoque inicial está en los mayores de 18 años".

La doctora Kristin Oliver, pediatra y especialista en vacunas de la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai, también pensó que los ensayos para niños deberían esperar, al menos hasta que una o más vacunas pasen con éxito los ensayos de Fase 3. "No sabemos cuál lo logrará", dijo. "Estoy muy emocionada con una vacuna segura y eficaz, pero mantengo mi entusiasmo bajo control".

Pero el doctor Anderson y sus colegas no quieren esperar tanto. En su comentario, dijeron que los ensayos de fase 2 en niños "deberían comenzar ahora".

"Tienen toda la razón", dijo la doctora Grace Lee, directora médica asociada de Innovación en la práctica en Stanford Children's Health. "Para que podamos reabrir de manera efectiva, vamos a necesitar vacunas para los niños, punto".