PUBLICIDAD

Salud

Una vida sana en familia

Lo mejor que pueden hacer papá y mamá es ser un buen modelo de los comportamientos saludables que quiere que sus hijos imiten

Agencia Reforma

lunes, 13 mayo 2024 | 14:30

PUBLICIDAD

Ciudad de México— La crianza es quizá uno de los trabajos más retadores del mundo y más en una sociedad que propicia espacios laborales y familiares acelerados, donde construir un entorno armónico se vuelve muy complicado.

Y si llevar un estilo de vida saludable es bastante difícil para los adultos, incluso aunque conozcan los beneficios a largo plazo, conseguir que los chicos en casa adopten decisiones saludables lo es aún más.

"Los comportamientos que benefician nuestra salud física y nuestro bienestar mental requieren disciplina y autocontrol. Y esos son atributos que un niño todavía está desarrollando y perfeccionando", apunta Alexander Laceras, médico familiar del Hospital Houston Methodist.

El doctor Laceras indica que lo mejor que pueden hacer papá y mamá es ser un buen modelo de los comportamientos saludables que quiere que sus hijos imiten.

¿Cómo Lograrlo?

Para incentivar un estilo de vida saludable, el doctor Laceras sugiere poner en práctica estos diez consejos en familia:

1. Manténganse activos

"La actividad física beneficia la salud en general, ayuda a desarrollar músculos y huesos fuertes, mejora el estado de ánimo, promueve la buena salud del corazón y más", explica Laceras. "Las normas actuales exigen que los niños y adolescentes realicen por lo menos 60 minutos de actividad física todos los días".

Dependiendo de la edad de tu hija o hijo, algunas sugerencias para activarles son: - Fomenta su participación en educación física, clase y recreo.

- Sugiere pasatiempos activos, como saltar la cuerda, nadar, andar en bicicleta, patinar, hacer senderismo o trabajar en el jardín.

- Visiten el parque o área de juegos local (los gimnasios en el parque, jugar al avioncito y otros juegos son excelentes maneras de fortalecer los huesos y los músculos).

- Prueba sugerirle deportes o actividades organizadas como futbol, baloncesto, béisbol o softbol, artes marciales, danza o ballet.

- Salgan a caminar en familia.

2. Den prioridad a los alimentos nutritivos

Aquí cinco claves para una alimentación sana:

- Coman de manera equilibrada con comidas llenas de verduras, frutas, cereales integrales, proteínas magras, lácteos bajos en grasa, frijoles, legumbres, frutos secos y semillas. 

- Elijan alimentos integrales siempre que sea posible; así como aquellos que se han procesado mínimamente antes de envasarlos. 

- Eviten métodos de cocción y técnicas de condimentación poco saludables, como freír y añadir queso o mantequilla innecesarios. 

- Sirvan raciones de tamaño adecuado, que pueden variar en función de la edad y otros factores, por lo que puedes utilizar el Plato del Bien Comer como guía.

- Ten a la mano golosinas saludables, como fruta rayada, palitos de apio, zanahoria o jícama acompañados de hummus; yogur bajo en grasa con fruta, o crema de cacahuate untada en galletas integrales.

3.Limiten alimentos procesados

"Los alimentos procesados suelen tener un alto contenido en aditivos como la sal, las grasas saturadas y el azúcar añadido, o peor aún, contienen grasas trans. Estos pueden ser sumamente perjudiciales para la salud de tu hijo y deben de limitarse", indica Laceras.

Algunos ejemplos de alimentos procesados que conviene limitar o evitar son:

- Refrescos, bebidas deportivas, té dulce y limonada con azúcar.

- Comida rápida y comidas congeladas. - Dulces, incluidos los caramelos duros, las barritas de chocolate y los chicles dulces o ácidos.

- Pasteles, galletas, donas y productos de panadería envasados.

4. Adopten buenos hábitos de sueño

"El sueño es esencial para una buena salud, y los niños necesitan dormir más que sus padres", afirma el doctor Laceras. "Mientras que los adultos sólo necesitan unas 8 horas por noche, los niños necesitan 10 horas o más dependiendo de su edad". Además de dormir lo suficiente, es importante que los niños duerman bien. Algunos consejos de higiene del sueño para dormir lo mejor posible son:

- Conoce las horas de sueño que tu hijo necesita y establece un horario.

- Acuéstate a la misma hora todas las noches, incluso los fines de semana.

- Crea un entorno que favorezca el sueño, como una habitación fresca, oscura, silenciosa y libre de dispositivos.

- Apaga los dispositivos y la televisión una hora antes de acostarte.

- Sigue una rutina para relajarte, como leer o darte un baño caliente antes de acostarte.

5.Restrinjan el tiempo de ver televisión

Hablando de celulares: Sin duda aportan algunos beneficios a una familia que intenta mantenerse conectada... pero también tienen sus contras.

"Es importante saber cómo utiliza tu hijo su dispositivo, así como cuándo y con qué frecuencia", enfatiza el especialista en medicina familiar del Hospital Houston Methodist. "Cada padre tendrá su propio conjunto de reglas, pero una regla general es limitar a los niños a alrededor de 2 horas de tiempo de televisión por día, y sólo después de completar responsabilidades como su tarea".

6. Tener hábitos básicos saludables

Ayuda a tus hijos a comprender la importancia de los hábitos básicos saludables. - Ponerte el cinturón de seguridad al subir al coche.

- Lavarse las manos con la técnica adecuada - Higiene dental

- Aplicarse protección solar cuando estén al aire libre

- Beber agua a lo largo del día

7.Afiancen una comunicación abierta

Al igual que los adultos, los niños también se estresan. Por eso debes mantener una línea de comunicación abierta entre tu hijo y tú, recordándole que siempre puede hablar contigo sobre lo que siente o lo que le preocupa.

"Reservar un tiempo de calidad para que la familia pase junta es una forma estupenda de construir una sólida relación de confianza y apoyo entre tus hijos y tú, esto puede ayudar a tu hijo a sentirse más cómodo al acudir contigo cuando tiene un problema, en lugar de mantener los pensamientos y sentimientos negativos en el interior y dejar que lo consuman", señala Laceras.

8.Prioricen la salud mental

Es importante que los padres conozcan los signos de alerta de la ansiedad o la depresión en un adolescente.

Entre las señales de advertencia se incluyen: 

- Falta de motivación

- Agotamiento físico

- Irritabilidad

- Estados de ánimo poco característicos y cambiantes

- Nueva sensibilidad a las críticas - Desconexión con los demás

- No disfrutar de las cosas que le gustaban

9.Dediquen tiempo para socializar

La socialización con amigos o compañeros no sólo debe producirse a través de un teléfono inteligente, aunque tu hijo lo prefiera así. Asegúrate de motivarlos a dejar el teléfono y hacer tiempo para convivir en eventos y momentos con la presencia de otros niños y/o adolescentes.

10.Procuren revisiones médicas

El doctor Laceras enfatiza también la necesidad de dedicar tiempo a las citas anuales con el médico de tus hijos. "Mantener sano a tu hijo significa trabajar con el médico para establecer objetivos de salud, así como comprobar regularmente que la salud de tu hijo está en el camino correcto. Esto es, por ejemplo, si estás al día con las visitas de rutina, con sus vacunas y otros controles de salud", concluye Laceras.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search