Salud

¿Todavía necesitamos seguir usando cubrebocas al aire libre?

Si bien el riesgo de transmisión al aire libre puede ser bajo, no es cero

Associated Press

The New York Times

jueves, 22 abril 2021 | 10:33

Nueva York— A medida que más personas se vacunan y el clima primaveral y el sol nos atraen al aire libre, una pregunta puede ser molesta para usted: ¿todavía necesitamos usar cubrebocas afuera?

Después de más de un año de vida pandémica, muchas personas siguen confundidas sobre el riesgo de pasar tiempo al aire libre con otras personas. Un creciente cuerpo de investigación muestra que la transmisión de Covid-19 es mucho menos probable en el exterior que en el interior, y el riesgo será aún menor a medida que más personas se vacunen y los casos continúen disminuyendo. Pero muchos estados aún tienen que levantar los estrictos mandatos de cubrebocas para exteriores. En Massachusetts, por ejemplo, se requiere enmascaramiento al aire libre en todo momento, incluso cuando no hay nadie más cerca.

Recientemente, la revista en línea Slate generó controversia cuando sugirió el fin de las reglas de los cubrebocas para exteriores. El artículo obtuvo el apoyo de los principales expertos en salud pública e incluso del blog The New England Journal of Medicine, pero provocó una fuerte reacción de los lectores, quienes señalaron que, si bien el riesgo de transmisión al aire libre puede ser bajo, no es cero.

Después de un año en el que muchos de nosotros hemos aprendido a usar cubrebocas y mirar con recelo a quien no lo hace, es comprensible que la gente siga teniendo miedo cuando se cruza con personas sin cubrebocas. Entonces, ¿cómo tomar la decisión correcta sobre cuándo usar un cubrebocas al aire libre?

Muchos expertos en virus y salud pública dicen que la guía no ha cambiado: pasar tiempo con otras personas al aire libre durante la pandemia siempre ha sido más seguro que en el interior. Pero si se necesita un cubrebocas al aire libre depende de las circunstancias, incluidas las normas locales de salud pública. Los encuentros breves con una persona sin cubrebocas que se cruza contigo en la acera o en un sendero son de muy bajo riesgo, dijo Linsey Marr, profesora de ingeniería civil y ambiental en Virginia Tech. Las partículas virales se dispersan rápidamente en el aire exterior y el riesgo de inhalar virus en aerosol de un corredor o transeúntes es insignificante, dijo. Incluso si una persona tose o estornuda afuera mientras camina, las probabilidades de que usted reciba una dosis suficientemente grande de virus para infectarse siguen siendo bajas, dijo.

"Creo que las pautas deben basarse en la ciencia y la practicidad", dijo la doctora Marr. “La gente tiene un ancho de banda limitado para pensar en las precauciones. Creo que deberíamos centrarnos en las áreas que tienen mayor riesgo de transmisión y dar un respiro a las personas cuando el riesgo es extremadamente bajo”.

Marr usa una regla simple de dos de tres para decidir cuándo usar un cubrebocas. En cada situación, se asegura de cumplir dos de tres condiciones: al aire libre, distanciamiento y cubrebocas. "Si estás al aire libre, debes estar distanciado o con cubrebocas", dijo. "Si no está al aire libre, debe estar distanciado y con cubrebocas. Así es como he estado viviendo durante el último año. Todo se reduce a mi regla de dos de tres".

¿Cuándo se necesitan cubrebocas al aire libre?

Si se detiene para tener una conversación prolongada con alguien que no está vacunado, se recomiendan los cubrebocas. Incluso al aire libre, el riesgo de respirar el aire de otra persona aumenta cuanto más tiempo y más cerca estás de esa persona. Uno de los pocos casos documentados de transmisión al aire libre ocurrió en China al principio de la pandemia, cuando un hombre de 27 años se detuvo para charlar afuera con un amigo que acababa de regresar de Wuhan, donde se originó el virus. Siete días después, tuvo sus primeros síntomas de Covid-19.

Y aún se recomiendan cubrebocas si se encuentra en una multitud al aire libre. Estar hombro con hombro con extraños durante un concierto al aire libre o una protesta podría aumentar el riesgo, especialmente para los no vacunados.

¿Cuándo el riesgo al aire libre es menor?

Pasear a su perro, andar en bicicleta, caminar por un sendero o hacer un picnic con miembros de su hogar o amigos vacunados son actividades en las que el riesgo de exposición al virus es insignificante. En este tipo de situaciones, puede tener un cubrebocas a la mano en su bolsillo, en caso de que se encuentre entre una multitud o necesite ir adentro.

“Creo que es demasiado pedirle a la gente que se ponga cubrebocas cuando salen a caminar, a trotar o en bicicleta”, dijo el doctor Muge Cevik, profesor clínico de enfermedades infecciosas y virología médica en la Universidad de St. Andrews School of Medicine, en Escocia. “Estamos en una etapa diferente de la pandemia. Creo que los cubrebocas para exteriores no deberían haber sido obligatoriaos en absoluto. No es donde ocurre la infección y la transmisión".