PUBLICIDAD

Salud

‘Tiene Chihuahua cada vez más niños obesos’

Llama IMSS a reducir el consumo de refrescos en los menores

Luz del Carmen Sosa / El Diario de Juárez

domingo, 01 mayo 2022 | 06:00

Omar Morales / El Diario de Juárez | Un niño come junto a sus padres

PUBLICIDAD

Ciudad Juárez.— El gusto por el refresco de cola lo inculcó la madre. El bebé, aún sin aprender a caminar, probó la bebida gaseosa y luego de los primeros gestos, le agradó el dulce sabor. Esta escena, donde “no pasa nada”, dejó de ser graciosa para Olga María, la mujer de 22 años que “jugando” dio de probar refresco a su hijo, entonces de meses de nacido, y ahora soporta los llantos del menor de dos años si no se le da el producto en un vaso de plástico. 

La medida del vaso entrenador, casi lleno de refresco, es de 250 mililitros, se observa.

PUBLICIDAD

Médicos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) explicaron que antes de la pandemia, el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (Inegi) había dado a conocer los resultados de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT) 2018, que colocaba a Chihuahua entre los primeros estados con mayor obesidad y sobrepeso infantil. 

Previo a la pandemia traíamos problemas en la región norte, que comprende los estados fronterizos del norte del país como Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila y Nuevo León, con excepción de Tamaulipas, que no muestra estos indicadores, explicaron los especialistas. 

Estos datos apuntaban que en el 2018 se detectó que en población de 1 a 4 años, estimada en 1.5 millones de menores, el 76.77 por ciento consumía bebidas no lácteas endulzadas como refrescos, jugos, tés y otros productos procesados. 

Mientras que el 62.96 por ciento ya consumía botanas, dulces y postres; 7.33 por ciento, cereales dulces, y 32.32 por ciento ingería bebidas lácteas endulzadas. 

Otro dato relevante era que, en el caso de la población de 5 a 11 años, el 19.9 por ciento padecía sobrepeso, mientras que el 19 por ciento por ciento sufría obesidad.   

“Chihuahua está en el primer lugar en el índice de obesidad infantil, es necesario que se actualicen los datos pospandemia y muy probablemente vamos a encontrar que estamos tanto peor”, expuso el doctor entrevistado y que solicitó la reserva de sus datos generales.

Un problema generacional

Dijo que el consumo de bebidas no lácteas y lácteas azucaradas es un problema generacional al referir que los cambios de hábitos alimenticios no se perciben aún, ya que durante mucho tiempo estos productos eran publicitados.

“Esto provocó que los niños tuvieran una alimentación no adecuada, recordemos los que éramos jóvenes sanos en los 80 y los 90, íbamos a la tienda por sodas, papas fritas y pan cada vez que queríamos. Situación que se ha venido acotando y las marcas están obligadas a mostrar la información nutricional de sus productos”, agregan.

Ahora el problema es que, con el regreso a clases, los menores nuevamente están expuestos a la comida chatarra de las cooperativas escolares y al descuido en casa, por eso es importante tomar conciencia de lo que como padres estamos haciendo en casa, considerando el ritmo de vida actual. 

Encuesta nacional

La encuesta nacional indica que en el caso de los grupos de alimentos recomendables para los menores de 5 a 11 años, el 91.61 por ciento consume agua; el 64.77, lácteos; 58.40 por ciento, leguminosas; el 54.56 por ciento, huevo; 43.96 por ciento, frutas; el 43.04 por ciento, carnes no procesadas, y el 24.17 por ciento come verduras.

“Las madres y padres de familia deben darse tiempo de preparar bebidas saludables, lo más natural y sin azúcar para sus hijos; tenemos que reeducarnos nuevamente como adulto responsable de la salud de nuestros hijos, debemos reducir el consumo de refrescos porque es increíblemente alto”, alertaron.

“En el caso de los menores de 1 a 4 años, son productos que no debemos ofrecer a los menores y sólo podemos combatirlo con la reeducación. En el IMSS tenemos varias iniciativas como la orientación nutricional en las Unidades de Medicina Familiar, e invitamos a las madres y padres acudir y solicitar un plan de alimentación para sus hijos”, expusieron los especialistas.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search