Salud

Se apresuran para resolver problema de los coágulos sanguíneos tras vacunación

Los equipos médicos de Virginia a Nevada encontraron la misma constelación desconcertante de síntomas en otras cinco mujeres de entre 18 y 48 años

Associated Press / Vacuna Johnson & Johnson

Agencias

lunes, 19 abril 2021 | 15:04

Washington— Cuando una mujer de Nebraska de 48 años, por lo demás saludable, llegó a una sala de emergencias después de tres días de malestar y dolor abdominal, los médicos descubrieron un acertijo que amenazaba su vida. Sus plaquetas, las células sanguíneas incoloras que se agrupan para formar coágulos, se habían desplomado. Pero una tomografía computarizada de su abdomen y pelvis reveló grandes coágulos de sangre, publicó The Washington Post.

Su equipo médico se apresuró a desenredar la aparentemente paradójica combinación de síntomas. Incluso cuando trataron a la paciente con un anticoagulante común, aparecieron más coágulos en su cerebro y en los vasos sanguíneos alrededor de su hígado y bazo.

Mientras los médicos buscaban pistas en el historial médico de la paciente, surgió un hecho aparentemente inocente: había recibido la vacuna contra el coronavirus de Johnson & Johnson dos semanas antes de comenzar a sentirse enferma.

Entre el 19 de marzo y el 12 de abril, los equipos médicos de Virginia a Nevada encontraron la misma constelación desconcertante de síntomas en otras cinco mujeres de entre 18 y 48 años. Todas habían recibido recientemente la vacuna de Johnson & Johnson. Murió una mujer.

Este pasado martes, los funcionarios de salud de Estados Unidos recomendaron que se pausen esas vacunas para que los expertos puedan reconsiderar cómo, o si, la vacuna podría usarse de manera segura. Solo hubo seis casos conocidos entre más de 7 millones de inyecciones, pero los síntomas que experimentaron las mujeres provocaron alarma porque eran graves y prácticamente invisibles en personas sanas, con una excepción reciente. Se parecieron a los casos en Europa entre personas que recibieron una vacuna similar contra el coronavirus desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford.

Entender los eventos adversos raros y posiblemente relacionados después de la vacunación puede ser notoriamente complicado, pero en este caso, los funcionarios de salud de Estados Unidos tienen un plan. El trabajo de detective de científicos europeos en casos similares en marzo, junto con décadas de investigación minuciosa sobre una reacción inmune oscura al fármaco anticoagulante heparina, les ha proporcionado un mecanismo probable, pero no seguro, solo unas semanas después de que los casos comenzaran a detectarse.

Sigue habiendo preguntas científicas sobre qué componente de las vacunas podría desencadenar la reacción y quién está en riesgo. Pero el síndrome es tan similar a las raras reacciones relacionadas con la heparina que los científicos le han dado a la reacción provocada por la vacuna un nombre similar, establecieron un vínculo probable e identificaron una prueba de diagnóstico ampliamente disponible. Está claro que no se debe administrar heparina porque puede empeorar los coágulos, pero existen otros tratamientos en los estantes de prácticamente cualquier hospital, aunque no pueden reparar el daño causado por los coágulos graves.

En una carta enviada el pasado viernes al New England Journal of Medicine, los científicos de Johnson & Johnson dijeron que "la evidencia es insuficiente para establecer una relación causal" entre la inyección y los coágulos, y pidieron más evidencia para aclarar los síntomas observados en personas que habían sido vacunadas. Pero muchos expertos, incluidos los funcionarios de salud del gobierno de Estados Unidos, dijeron que la explicación inmunitaria es la teoría principal.

El lunes, la directora del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, Rochelle Walensky, dijo que los funcionarios de salud estaban examinando "un puñado" de casos adicionales para juzgar si eran la misma reacción rara. Comprender la frecuencia de los eventos ayudará a informar la toma de decisiones sobre cómo se debe usar la vacuna.

"Me alienta que no haya sido una cantidad abrumadora de casos", dijo Walenksy.