PUBLICIDAD

Salud

Salud intestinal, una clave para prevenir cáncer

Una combinación de hábitos de vida saludable con una nutrición adecuada da resultados muy favorables en la prevención y el tratamiento de la enfermedad

Eugenio Torres
Agencia Reforma

domingo, 06 noviembre 2022 | 10:35

Agencia Reforma Agencia Reforma

PUBLICIDAD

Ciudad de México.- Las últimas investigaciones contra el cáncer han revelado que la salud intestinal puede tener efectos muy positivos en personas afectadas por la enfermedad, así como para prevenir su desarrollo, de acuerdo con el doctor Robert Thomas, autor de Evite el cáncer manteniéndose saludable.

A partir de estudios realizados con un equipo de especialistas en Gran Bretaña, y de su experiencia como oncólogo y profesor de nutrición y de medicina del deporte, el doctor Thomas ha comprobado que una combinación de hábitos de vida saludable con una nutrición adecuada da resultados muy favorables en la prevención y el tratamiento del cáncer.

PUBLICIDAD

"En los últimos cinco, seis años, nos hemos dado cuenta que la salud intestinal es mucho más importante de lo que se creía", explica en entrevista el especialista, quien es consultor en el Hospital Addenbrooke's y del Hospital Bedford, en Inglaterra, y profesor clínico en la Universidad de Cambridge.

Algo que las investigaciones en las que ha participado han demostrado, agrega, es que alguien con cáncer de próstata, si tiene muy mala salud intestinal, el cáncer aumenta. "Esto ya se presentó en publicaciones científicas", explica.

Thomas es presidente del Comité de Asesores de Expertos en Ejercicios para el Centro de Apoyo Oncológico MacMillan y editor del sitio web sobre cáncer y estilo de vida cancernet.co.uk.

En la actualidad, muchos de los tratamientos contra el cáncer, en lugar de estar enfocados en la quimioterapia o la radioterapia, indica el doctor, están basados en tratamientos biológicos y en cómo empoderar y mejorar la salud del cuerpo humano para que el sistema inmune pueda luchar contra el cáncer por sí mismo.

"Actualmente, la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica (ASCO, por sus siglas en inglés) se ha enfocado en estudiar la salud intestinal, porque, con las nuevas medicinas contra el cáncer, puede ser que quien tenga una pobre salud intestinal no reaccione de la misma forma que quien sí tiene una buena salud intestinal", añade.

Reconoce que varios especialistas conocen esta relación, aunque su equipo fue de los primeros en estudiarla. Además, diseñaron el primer curso aprobado por el Gobierno de Reino Unido para la capacitación en rehabilitación de ejercicios contra el cáncer.

Comparte sus estudios con médicos mexicanos

Durante su estancia en México, Thomas programó una reunión con expertos del Instituto Nacional de Cancerología (INCan) para invitarlos a unirse a los estudios que realiza de manera internacional, ya que dirige una unidad de investigación activa, ha publicado 75 artículos científicos y presentado más de 100 resúmenes en conferencias internacionales.

"Es importante compartir toda la información de lo que hemos aprendido: de qué alimentos consumir para mejorar la salud intestinal, como el yogur, el kimchi, etcétera, así como los que tenemos que evitar para no tener una pobre salud intestinal: qué suplementos tomar, cuáles no tomar, pero también incluir toda la ciencia detrás, porque, según nuestra experiencia, si tú le explicas un poquito más a la gente, pues ellos se abren más y entienden lo que están tomando y lo que están viviendo", comenta.

Una de sus investigaciones incluyó la evaluación aleatoria doble ciego más grande del mundo de un suplemento alimenticio rico en polifenoles, Pomi-T (www.cancernet.co.uk/Pomi-t.htm).

Los polifenoles son sustancias químicas que se encuentran en plantas y que pueden impactar positivamente en nuestro cuerpo y su funcionamiento.

"Por ejemplo, algo que vimos es que la vitamina A y la vitamina E no son muy buenas contra el cáncer, en lugar de ayudar, perjudican, y lo pueden aumentar", añade.

En cambio, asegura, el brócoli, la toronja y la cúrcuma, entre otros alimentos, han demostrado que tienen muy buen efecto.

"En el estudio clínico, lo que hicimos fue juntar todas estas sustancias, del brócoli, de la cúrcuma, de la toronja, en una pastilla (Pomi-T), y lo comparamos contra un placebo en pacientes que tenían cáncer de próstata. Fue muy bien valorado por parte de los médicos", señala.

"Hay algunos pacientes que prefieren comer mejor los alimentos, que consumir los suplementos, pero es una opción que tienen. Ellos pueden decidir".

Investigan efectos contra Covid

Otro suplemento que desarrolló el grupo de científicos fue YourGut, agrega el doctor Thomas, que incluye probióticos, prebióticos y vitamina D. Igualmente probado con un estudio doble ciego, se sorprendieron cuando vieron que había un cambio significativo en pacientes con Covid-19 y con long-Covid.

"Lo que nos dimos cuenta es que había una reducción en la tos, en la fatiga, en el cansancio en general en estos pacientes, y también nos dimos cuenta que si tenías un síntoma intestinal, como inflamación o diarrea, también mejoraba significativamente en comparación con los pacientes que tomaban un placebo.

"También mejoró con los efectos que la gente tenía por el Covid, como el zumbido en los oídos, el oler raro o perder el olfato. Este suplemento YourGut ya se está usando con pacientes que tienen este efecto de long-Covid".

Generalmente los suplementos no tienen evidencia científica, pero en este caso, asegura el doctor Thomas, los pacientes están consumiendo estos dos productos que sí han pasado por controles médicos.

"Son suplementos grado A que no requieren prescripción médica. No se prescriben por un médico. La gente simplemente puede decidir comprarlos", aclara.

Avances contra la enfermedad

Las posibilidades de sobrevivir al cáncer han mejorado considerablemente en los últimos 20 años. La cura del cáncer de mama, por ejemplo, aumentó del 50 por ciento al 80 por ciento, mientras que para la próstata se incrementó del 30 al 80 por ciento, documenta el libro Evite el cáncer manteniéndose saludable, del doctor Robert Thomas.

Además, la evidencia de la investigación académica sugiere que un estilo de vida saludable y físicamente activo podría reducir el riesgo de una recaída en un 30-40 por ciento para tumores comunes como el de mama, próstata e intestino.

También se ha demostrado que un estilo de vida saludable retrasa la progresión de algunos tumores de crecimiento lento y prolonga el control de la enfermedad metastásica, así como ayuda a prevenir una recaída después de los tratamiento iniciales y mejorar las posibilidades de una vida larga y saludable.

Thomas, quien ha sido reconocido como "Doctor del Año" y "Oncólogo del año" en Gran Bretaña, habla sobre la efectividad del suplemento contra el cáncer que desarrolló con su equipo.

"El suplemento de Pomi-T (que incluye brócoli, cúrcuma, granada y té verde), fue suministrado a pacientes con cáncer de próstata en etapas iniciales para evitar una progresión y logró hacerlo con una eficacia de 64 por ciento para evitar que los pacientes recibieran quimioterapia o intervención quirúrgica. Aún no se estudia en pacientes con una enfermedad más avanzada", señala.

Una visión integral de la salud

El doctor Robert Thomas trabaja con colegas alrededor del mundo que tienen una filosofía similar: impulsar un estilo de vida saludable, basado en una buena nutrición y ejercicio, para prevenir y apoyar a las personas que ya padecen cáncer.

Cada experto diseña sus propios estudios y, de esa forma, buscan llenar los huecos que haya de conocimiento en esta área de la oncología.

"Tengo una relación muy estrecha con mis pacientes para ver cómo se sienten, tanto emocional como físicamente, y con base en eso empezar estudios clínicos para poder continuar con la investigación y seguir ayudándolos", explica en entrevista durante su visita a México.

En los últimos 20 años ha diseñado alrededor de 50 estudios clínicos. Uno muy importante fue el del efecto del ejercicio durante la radioterapia: se dieron cuenta que la actividad física disminuía significativamente los efectos secundarios del tratamiento.

"Es algo muy simple y muy sencillo hacer, pero nunca nadie lo había explicado antes, y ahora, incluso en algunos hospitales ponen un gimnasio a lado de las salas de radioterapia para que los pacientes puedan ejercitarse, correr un poco, y así reducir estos efectos secundarios", indica Thomas.

"Todo este proceso es supervisado por un experto de la salud que se enfoca en deportes para que no haya ningún problema, y a los pacientes les encanta".

Más vale prevenir

Algunas medidas que el doctor Robert Thomas sugiere para prevenir el cáncer son:

Ejercicio

- Caminar 30 minutos, al menos, cada día.

- Ejercitar la respiración.

- Practicar algún deporte aeróbico.

Alimentación

- Consumo de frutas, vegetales y semillas.

- Evitar alimentos con demasiados conservadores.

- Evitar alimentos grasos.

- Evitar alimentos ahumados.

Moderación

- Moderar consumo de alcohol.

- Consumir con moderación vino tinto o blanco.

- Evitar consumo de tabaco.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search