Salud

Rechazo a vacuna vs Covid podría ser por creencias más que desinformación

Una nueva investigación en ciencias sociales sugiere que un conjunto de ideas profundamente arraigadas está en el corazón de la resistencia

The New York Times

jueves, 29 abril 2021 | 10:42

The New York Times

Durante años, los científicos y los médicos han tratado el escepticismo de las vacunas como un problema de conocimiento. Si los pacientes dudaban en vacunarse, se pensaba que simplemente necesitaban más información.

Pero a medida que los funcionarios de salud pública trabajan para convencer a los estadounidenses de que se vacunen contra el Covid-19 lo más rápido posible, una nueva investigación en ciencias sociales sugiere que un conjunto de creencias profundamente arraigadas está en el corazón de la resistencia de muchas personas, lo que complica los esfuerzos para poner fin a la pandemia de coronavirus.

“El instinto de la comunidad médica fue, 'Si tan solo pudiéramos educarlos'”, dijo el doctor Saad Omer, director del Instituto de Yale para la Salud Global. "Fue condescendiente y, al parecer, no es cierto".

Aproximadamente un tercio de los adultos estadounidenses todavía se resisten a las vacunas. Las encuestas muestran que los republicanos constituyen una parte sustancial de ese grupo. Dada la profundidad con la que el país está dividido por la política, tal vez no sea sorprendente que se hayan atrincherado, particularmente con un demócrata en la Casa Blanca. Pero la polarización política es solo una parte de la historia.

En los últimos años, los epidemiólogos se han asociado con psicólogos sociales para analizar más profundamente el "por qué" de la vacilación ante las vacunas. Querían saber si había algo que los escépticos de las vacunas tuvieran en común para comprender mejor cómo persuadirlos.

Tomaron prestado un concepto de la psicología social, la idea de que un pequeño conjunto de intuiciones morales forma los cimientos sobre los que se construyen las cosmovisiones morales complejas, y lo aplicaron a su estudio del escepticismo de las vacunas.

Lo que descubrieron fue un conjunto claro de rasgos psicológicos, que ofrecen una nueva óptica para entender el escepticismo y herramientas potencialmente nuevas para los funcionarios de salud pública, que luchan por tratar de persuadir a las personas para que se vacunen.

El doctor Omer y un equipo de científicos descubrieron que los escépticos eran mucho más propensos que los no escépticos a tener una sensibilidad altamente desarrollada por la libertad —los derechos de los individuos— y a tener menos deferencia hacia aquellos en posiciones de poder.

Los escépticos también tenían el doble de probabilidades de preocuparse mucho por la "pureza" de sus cuerpos y mentes. Desaprueban las cosas que consideran repugnantes y la mentalidad desafía la categorización ordenada: podría ser religiosa, halal o kosher, o completamente secular, como las personas que se preocupan profundamente por las toxinas en los alimentos o en el medio ambiente.

“En la raíz están estas intuiciones morales, estos sentimientos viscerales, y son muy fuertes”, dijo Jeff Huntsinger, psicólogo social de la Universidad Loyola de Chicago. “Es muy difícil anularlos con hechos e información. No puedes razonar con ellos de esa manera".

Estas cualidades tienden a predominar entre los conservadores, pero también están presentes entre los liberales. También están presentes entre personas sin política alguna.

close
search