PUBLICIDAD

Salud

¿Por qué tantos fumadores no padecen nunca cáncer de pulmón?

Un nuevo estudio sugiere que muchos tienen "sistemas de defensa" naturales que neutralizan mejor los efectos

De la Redacción
El Diario de Juárez

martes, 31 mayo 2022 | 13:56

Tomada de Internet

PUBLICIDAD

A pesar de que fumar cigarrillos es el factor de riesgo número uno del cáncer de pulmón, hay muchos fumadores que, aunque hayan mantenido el hábito toda su vida, no padecen cáncer de pulmón. De hecho, la gran mayoría no lo hace. Algo que ha intrigado a muchos científicos desde hace tiempo, publicó el medio Deutsche Welle.

Ahora, un nuevo estudio dirigido por investigadores de la Facultad de Medicina Albert Einstein de Nueva York refuerza la idea de que la genética desempeña un papel importante.

PUBLICIDAD

Se sospecha desde hace tiempo que el tabaquismo provoca cáncer de pulmón al desencadenar mutaciones en el ADN de las células sanas. Pero hasta hace poco, nadie podía explicar por qué solo una pequeña minoría de fumadores empedernidos desarrolla la enfermedad, mientras que el resto sigue viviendo como siempre.

Genes que ayudan a limitar las mutaciones

Según afirman los investigadores, estas personas tienen genes que ayudan a limitar las mutaciones, o cambios, en el ADN que convertirían las células en malignas y las harían crecer hasta convertirse en tumores.

En otras palabras, las células que recubren sus pulmones parecen ser menos propensas a mutar con el tiempo.

Los resultados, publicados en Nature Genetics, sugieren que los genes de reparación del ADN son más activos entre algunos individuos, lo que puede proteger contra la aparición de cánceres, incluso cuando se fuma regularmente.

Perfiles genéticos extraídos de los bronquios

El estudio utilizó perfiles genéticos extraídos de los bronquios de 14 personas que nunca habían fumado y de 19 fumadores ligeros, moderados y empedernidos, de edades comprendidas entre la preadolescencia y los 80 años. Las células superficiales recogidas de los pulmones de los participantes fueron secuenciadas individualmente para medir las mutaciones en sus genomas.

“De todos los tipos de células del pulmón, éstas son las más propensas a convertirse en cancerosas”, afirmó el doctor Simon Spivack, autor principal del estudio y profesor de la Facultad de Medicina Albert Einstein de Nueva York.

Según los autores, los fumadores presentaban muchas más mutaciones genéticas que pueden causar cáncer de pulmón que los no fumadores; los hallazgos “demuestran inequívocamente” que las mutaciones en el pulmón humano aumentan con la edad natural, y entre los fumadores, el daño en el ADN es aún más significativo.

El riesgo se estabiliza

El humo del tabaco se asocia desde hace tiempo a la aparición de daños en el ADN de los pulmones, pero el nuevo estudio ha descubierto que no todos los fumadores están bajo el mismo riesgo.

Mientras que la cantidad que alguien fumaba estaba relacionada con un aumento de las tasas de mutación celular, después del equivalente a unos 23 años de fumar un paquete al día, ese riesgo se estabiliza. “Los fumadores más intensos no tenían la mayor carga de mutaciones”, dijo Spivack. 

Los investigadores se fijaron específicamente en las células que recubren los pulmones porque estas células pueden sobrevivir durante años y acumular mutaciones a lo largo del tiempo que están relacionadas con el envejecimiento y el tabaquismo.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search