PUBLICIDAD

Salud

¿Pérdida de audición? Fumar podría ser la causa

El cigarro aumenta en un 70% las probabilidades de desarrollar pérdida auditiva

Erika P. Bucio
Agencia Reforma

domingo, 19 junio 2022 | 10:16

Agencia Reforma

PUBLICIDAD

Ciudad de México.- Fumar daña la audición. Cuando una persona fuma enfrenta un mayor riesgo de perder audición.

"Una persona por fumar tiene un 70 por ciento de más probabilidades de desarrollar pérdida auditiva que una persona que no fuma", asevera Gonzalo Corvera, director del Instituto Mexicano de Otología y Neurotología.

PUBLICIDAD

Trabajar en un ambiente ruidoso eleva el riesgo para los fumadores, ya que más del 60 por ciento sufre pérdida de audición en comparación con el 20 por ciento de los no fumadores.

Como dañina resulta la exposición al humo del tabaco en las personas que conviven con fumadores y el impacto aún es mayor en los niños.

Corvera cita un estudio con niños sanos que en su visita de rutina al pediatra se encontró que aquellos que vivían en hogares de fumadores tenían cinco veces más posibilidades de sufrir una baja de audición en comparación con niños en hogares de no fumadores.

Otros estudios han mostrado que los niños expuestos al humo del tabaco también presentan más casos de otitis media, una infección del oído medio que también causa pérdida de audición.

El riesgo asociado a fumar durante el embarazo también ha quedado demostrado, un estudio encontró que los hijos de madres fumadoras al cumplir los 15 años presentaban algún grado de pérdida auditiva.

Algo que no recogió este estudio con hijos adolescentes de madres fumadoras, puntualiza Corvera, es si las madres seguían fumando después del embarazo, exponiendo a sus hijos al humo de segunda mano, era un factor de riesgo para la pérdida auditiva.

Para una persona fumadora con antecedentes genéticos de pérdida auditiva en la familia el riesgo también es mayor.

"Es mucho más probable que su pérdida auditiva llegue a ser discapacitante antes y si no fuma, a la mejor la libra", plantea Corvera, presidente y fundador de la Asociación Mexicana para la Audición "Ayúdanos a Oír" A.C.

¿Cómo actúa la nicotina sobre el oído?

Fumar impacta la presión sanguínea, Corvera explica que las estructuras del oído interno son muy delicadas, requieren de un aporte sanguíneo bien regulado.

La nicotina reduce el flujo de sangre al oído interno, se dañan las células y mueren, una pérdida irreversible.

"No tenemos forma de regenerarlas", asevera Corvera, uno de los pioneros del implante coclear a nivel mundial y creador del primer programa de implante coclear en México, iniciado en 1988.

Es muy probable, expone, que el daño principal sea a través de reducir la cantidad de oxígeno, pero también hay un efecto directo de la nicotina.

Además, la nicotina interfiere con los neurotransmisores en el nervio auditivo, lo que afecta la interpretación de los sonidos.

Señales de alerta

Desde hace unos 40 años, los investigadores se han preocupado por estudiar el impacto del tabaquismo sobre la audición.

Corvera refiere que los síntomas más frecuentes para tomar en cuenta son los acufenos o tinnitus, es decir, el zumbido en los oídos. Cuando se incrementan los momentos en que este zumbido aparece o se vuelve constante, se considera una "señal confiable" de que está bajando la audición.

Otra señal es cuando se está en un ambiente como un restaurante, una persona pide que se le repitan las cosas.

"Lo que es importante saber es que una persona que está perdiendo audición no sabe que está perdiendo audición, lo que sí siente es que le está costando trabajo entender lo que dicen.

"Todo el mundo dice 'sí oigo, lo que pasa es que no estoy entendiendo' y es porque la pérdida auditiva no es pareja, se pierden primero las frecuencias más altas y eso interfiere con nuestra comprensión pero no nos da la sensación de estar escuchando menos".

El principal mensaje de Corvera es que nunca es tarde para dejar de fumar y sobre todo, por ningún motivo fumar en lugares donde hay niños.

El especialista refiere que los beneficios de romper con este hábito han quedado demostrados con un estudio que dio seguimiento a lo largo de 30 años a personas que nunca fumaron o dejaron de hacerlo antes del estudio, otras que abandonaron el hábito durante el estudio y quienes siguieron fumando.

"Nunca es tarde para dejar de fumar. Sí hay un beneficio en dejar de fumar, y si no es posible dejar de fumar, cuidarse del ruido ambiente".

Además de vigilar la salud en general, sobre todo la hipertensión, colesterol y la glándula tiroides que también inciden en la audición.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search