PUBLICIDAD

Salud

Parálisis facial, un mal común en el invierno

Cambios bruscos de temperatura aumentan casos de este padecimiento

Esteban Villalobos Guillén/ El Diario

domingo, 06 febrero 2022 | 15:32

PUBLICIDAD

Hidalgo del Parral.- Con los cambios bruscos de temperatura a los que la ciudadanía se expone en temporada invernal, los casos de parálisis facial periférica se incrementan, sin embargo, no se trata de un mal menor ya que requiere de atención especializada e integral.

El fisioterapeuta Marco Ríos, explicó que esta condición requiere atención inmediata para evitar asimetrías en el rostro y/o afectación en otros órganos como la vista o el oído.

PUBLICIDAD

Se trata de la pérdida de la expresión facial completa o incompleta de un lado de la cara con dificultad para realizar movimientos faciales.

A decir del entrevistado, el protocolo de atención que se sigue con los pacientes inicia con la aplicación de un interrogatorio para averiguar sobre el tiempo de inicio de los síntomas, si manifiestan hipersensibilidad auditiva o dolor alrededor del oído, irritación y/o resequedad ocular, intolerancia a la luz por la molestia o dolor que produce (fotofobia), así como alteraciones en el gusto –percepción de sabor rancio, metálico o salado-.

Aunado a ello se les realiza una valoración de la sensibilidad de los músculos de la cara, para determinar el tratamiento a seguir, que puede consistir en un programa de terapia física personalizada.

Su manejo es individual y se plantea con un enfoque multidisciplinario ya que, de acuerdo a las características de la afección, ésta puede ser tratada con medios físicos como electroterapia, ultrasonido o láser, sin embargo, “entre más pronto se atienda y revierta, más posibilidades habrá de una recuperación total”, destacó.

Explicó que es común que el paciente refiera debilidad o pérdida total del movimiento muscular voluntario de un lado del rostro; imposibilidad para cerrar alguno o los dos ojos y/o de mover la boca, dificultad para masticar o alteración del olfato y del gusto; así como sensación de adormecimiento y malestar en la mitad de la cara.

Incluso hay pacientes que presentan una repercusión anímica y tienden a deprimirse, su imagen corporal y autoestima se ve afectada presentándose cuadros de angustia y situaciones de dificultad tanto en el trabajo como en la familia.

“La recomendación para quien sufre una parálisis es seguir las indicaciones y mantener la disciplina y constancia para hacer los ejercicios faciales, cuidados del ojo, así como el control de las enfermedades que tenga de base, para que, de acuerdo con su evolución, se reintegre a sus actividades cotidianas en el hogar y el trabajo”, indicó.

Los factores de riesgo para el desarrollo de la enfermedad son diabetes, obesidad, hipertensión arterial e infección de las vías aéreas superiores.

Entre las medidas preventivas se recomienda realizar actividad física con ejercicios moderados, como caminar, procurar una alimentación adecuada, control de hipertensión arterial, diabetes mellitus, o cualquier enfermedad crónica, aprender a manejar el estrés físico y psicológico, utilizar bufandas (sobre todo las personas mayores) y evitar los cambios bruscos de temperatura.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search