Salud

Pandemia aumentó el interés por darse una ‘manita de gato’

'Dentro de las cosas malas de la contingencia siempre hay cosas positivas; nos volteamos a ver nosotros mismos': Susana Sil

Excélsior

miércoles, 29 diciembre 2021 | 18:04

Agencias

Ciudad de México.— La sana distancia para prevenir los contagios por Covid-19, derivó en mayor cercanía con el espejo de Zoom, tanto para las reuniones de trabajo, las clases a distancia o las videollamadas familiares. Cámaras apuntando todo el tiempo al rostro, espejos incesantes que hicieron a muchos enfrentarse con imperfecciones que en la cotidianidad pasaron desapercibidas, pero en la covidianidad se magnificaron y causaron pérdida de confianza.

Esto hizo que las y los mexicanos se preocuparan por su rostro y, de acuerdo con un estudio realizado por Ipsos para Merz Aesthetics, entre julio y agosto de 2021, 64% de los encuestados mexicanos respondió que durante la pandemia han buscado por primera vez o han incrementado sus búsquedas en internet sobre los procedimientos estéticos faciales inyectables no quirúrgicos.

"Cuando me veo todos los días en una cámara percibo cada uno de mis defectos o cada una de las inseguridades que quizá yo percibo y proyecto al mundo, entonces de ahí las personas empezaron tal vez a verse más a sí mismos y buscar una terapia o buscar terapias de mejoría en la autoestima y en la autoconfianza”, dijo Susana Sil, dermatóloga y oncóloga cutánea, vocera de Merz Aesthetics.

El estudio fue realizado a través de la encuesta a 4 mil 19 mujeres y hombres con más de 25 años que durante los últimos 18 meses se han realizado procedimientos estéticos faciales o tuvieron interés en hacerlos en el futuro. El 71% dijo haber cambiado sus hábitos en ese periodo preocupándose más por la salud y el bienestar.

Los encuestados fueron de Brasil, Colombia, Argentina y México, ocupando éste el segundo lugar después de Brasil, de personas que confirmaron haberse sometido a algún procedimiento.

"El tratamiento más buscado fue en primer lugar la toxina botulínica; me parece que hace algunos años había unos mitos alrededor de ella y actualmente se sabe que es de los tratamientos más nobles. Otro es el uso de inyectables como ácido hialurónico, en donde lo que buscamos, por ejemplo, es dar volumen, o sea, quizá hacer como que los rasgos faciales sean más femeninos, más masculinos y actualmente hay una terapia que a mí me parece muy novedosa que es el uso de los bioestimuladores”, dijo la doctora Sil.

El principal motivo para acercarse a estos tratamientos entre los mexicanos fue para lograr una apariencia más joven con 49%, seguido de 41% quien dijo haberlo hecho por querer aumentar su autoestima.

"Es un acto de amor propio, no es buscar un estándar de belleza, para nada; a veces los pacientes lo que quieren es sentirse más descansados, quizá proyectar, en el caso de los hombres, un tema más de autoconfianza, de poder, pero me parece que va por ahí como en una búsqueda de autobienestar y autocuidado”, señaló Sil.

Según el estudio, aunque 68% de los hombres mexicanos que respondieron se sienten más cómodos con su apariencia, creen que los tratamientos estéticos pueden cambiar totalmente su confianza, su autoestima y cómo se proyectan al mundo. En general, 61% de todos los hombres que participaron inició o incrementó las búsquedas de los procedimientos no quirúrgicos.

"Es una tendencia, definitivamente es una industria dominada por mujeres, pero nosotros vemos desde la parte corporativa un impulso conducido principalmente por Covid. Sí venía en crecimiento y te puedo decir que, en promedio, veíamos que los pacientes hombres eran el 10% en los consultorios de los médicos, ahora ya hay niveles de 25 por ciento”, puntualizó Lubin Montalvo, director de Mercadotecnia en México de Merz Aesthetics.

Aunque algo que no deben olvidar quienes desean buscar este tipo de procedimientos es acudir con especialistas que estén debidamente acreditados para garantizar que serán tratados con productos de calidad y que no pondrán en riesgo su salud y, en el peor de los casos, su vida.

"La dermatología, la cirugía plástica, la medicina estética, hay consejos mexicanos que nos avalan. La certificación habla de que somos médicos que, cada tres a cinco años, tenemos la suficiente actualización para que nos emitan un certificado que avala nuestro conocimiento actualizado”, explicó la doctora.

"Dentro de las cosas malas de la pandemia siempre hay cosas positivas; nos volteamos a ver nosotros mismos y yo creo que esa es una tendencia que seguirá en adelante y me encanta que haya laboratorios que producen innovación, nosotros como médicos eso es lo que buscamos, que algo respalde los tratamientos que estamos haciendo y creo que como pacientes debes buscar un buen médico, uno certificado que además te ponga los productos correctos”, concluyó Sil.

close
search