Salud

Mientras Europa suspende las dosis de AstraZeneca, otros países avanzan con ellas

Ha sido autorizada en más de 70 países

The New York Times

The New York Times

martes, 16 marzo 2021 | 07:57

Si bien algunos países han suspendido el uso de la vacuna contra el coronavirus de AstraZeneca por motivos de seguridad, Tailandia inició este martes un programa para su distribución en todo el país, y el primer ministro Prayuth Chan-ocha recibió la primera inyección.

Tailandia es uno de varios países, incluidos Australia e India, que continúan usando la vacuna de AstraZeneca mientras los expertos investigan informes de hemorragias cerebrales fatales y coágulos de sangre entre un puñado de personas que la recibieron. Millones de personas en todo el mundo han sido inoculadas con la vacuna de AstraZeneca, y los científicos dicen que no hay evidencia de que cause coágulos sanguíneos y que estos pueden ocurrir por varias razones.

Más de una docena de países, principalmente en Europa, han detenido las vacunas contra AstraZeneca en los últimos días, lo que genera temores de que las vacunas se interrumpan en un momento crítico. En Asia, Indonesia también dijo ayer que no comenzaría a distribuir la vacuna de AstraZeneca hasta que pudiera determinar que era segura.

La vacuna de AstraZeneca, que ha sido autorizada en más de 70 países, se considera clave para combatir el virus en el mundo subdesarrollo porque es más barata y más fácil de almacenar que otras vacunas.

A pesar de las suspensiones, otros países coinciden en que no hay pruebas suficientes para justificar la suspensión. En un comunicado este martes, el regulador australiano de medicamentos dijo que no había recibido ningún informe de coágulos de sangre entre las personas que habían recibido la vacuna de AstraZeneca. Greg Hunt, el ministro de salud, también dijo que el gobierno apoyaba el uso continuo de la inyección.

AstraZeneca es fundamental para la campaña de vacunación de Australia, y la mayoría de los 53.8 millones de dosis que el gobierno ha obtenido se fabrican en el país.

Los funcionarios en India, donde la vacuna de AstraZeneca se fabrica localmente y se conoce como Covishield, han dicho que no hay una preocupación inmediata. Están revisando datos sobre los efectos adversos de la vacuna AstraZeneca y de la otra inyección que se usa, una vacuna doméstica llamada Covaxin.