PUBLICIDAD

Salud

Mascotas abrigadas: ¿necesitan suéter los perros y gatos?

Los humanos hemos modificado genéticamente a los animales de compañía, explica Claudia Edwards

Tonatiúh Rubín / Agencia Reforma

viernes, 01 diciembre 2023 | 21:03

Tomada de Internet | Si un perro no disfruta usar ropa, es mejor no forzarlo a vestirla

PUBLICIDAD

Ciudad de México.- Los canes de razas pequeñas y aquellos con pelaje corto a veces requieren un abrigo adicional, como pueden ser las capas, chalecos y suéteres para salir a exteriores en invierno o si tiemblan por frío, explica Claudia Edwards, médica veterinaria zootecnista. 

"Muchas veces las personas dicen que no es correcto porque los animales en la naturaleza no necesitan suéter, pero la verdad es que los humanos hemos modificado genéticamente a los animales de compañía".

"Tenemos que entender que los perros no son lobos salvajes que pueden andar en la calle a cualquier hora con cualquier clima. Debemos tener los cuidados que se requieran para que estén saludables en época invernal", enfatiza la directora de programas de Humane Society International (HSI) México.

Si parecen incómodos con la vestimenta, aclara, es mejor no forzarlos a usarla. Es común que a los gatos no les guste usar ropa, pues les dificulta acicalarse. A ellos y a los perros que tampoco disfrutan vestirse se les pueden hacer casitas o espacios con materiales cálidos donde puedan resguardarse. Al igual que sus juguetes, todas sus cobijas y mantas deben mantenerse limpias.

El frío del invierno facilita que las mascotas contraigan enfermedades respiratorias si no se implementan medidas preventivas. Los perros, por ejemplo, por lo regular deben bañarse cada tres o cuatro semanas, pero en temporada invernal puede ser cada cinco o seis en interiores y con agua tibia. Hay que secarlos completamente, señala Edwards, no exponerlos a corrientes de aire y, de preferencia, no pasearlos ese día.

Tampoco se aconseja que convivan con otros animales que presenten signos de enfermedad, como lagañas, narices secas, tos o estornudos.

Las precauciones deben extremarse con los ejemplares de edad avanzada o con problemas osteoarticulares porque con el frío experimentan más dolor en sus articulaciones y huesos. Ante signos como baja actividad, imposibilidad para moverse o saltar, tos, expulsión de flemas o vómito, la profesora de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia (FMVZ) de la UNAM exhorta a llevar a las mascotas a una valoración con un médico veterinario.

Otras medidas

Estar al corriente en sus esquemas de vacunación, brindarles una alimentación balanceada e hidratación suficiente son acciones básicas durante cualquier temporada. 

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search