Salud

La pausa de la vacuna de Johnson & Johnson sacude al mundo

Los médicos dicen que las pausas recientes ya han animado a los escépticos a las vacunas y han hecho que muchos otros se sientan engañados

Associated Press / Vacuna de Johnson & Johnson

The New York Times

jueves, 15 abril 2021 | 10:17

Nueva York— Después de un día que muchos esperaban agregaría claridad al lanzamiento de la problemática vacuna contra el Covid-19 de Johnson & Johnson, el panorama este jueves es tan turbio como siempre en Estados Unidos.

La "pausa" que los funcionarios de salud de Estados Unidos establecieron sobre el uso de la vacuna ahora podría permanecer de 7 a 10 días. Es una decisión con consecuencias potencialmente dolorosas que podría afectar a todo el mundo.

Después de considerar la posibilidad de restablecer la vacuna, un panel de asesores expertos del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades determinó que se necesitaba más tiempo para evaluar un posible vínculo con un trastorno de la coagulación sanguíneo poco común, pero grave.

En Sudáfrica, los funcionarios de salud dejaron de aplicar la inyección de Johnson & Johnson, dos meses después de desechar otra vacuna, la de AstraZeneca. La Unión Europea dijo que no haría más compras de la vacuna de Johnson & Johnson o de AstraZeneca, lo que ha generado preocupaciones similares. Si se afianza la percepción de que los países ricos están aplicando inyecciones de segunda clase a las naciones más pobres, las sospechas sobre la eficacia de las vacunas podrían endurecerse, lo que ralentizaría el lanzamiento mundial de las dosis que se necesitan desesperadamente.

Los médicos dicen que las pausas recientes ya han animado a los escépticos a las vacunas y han hecho que muchos otros se sientan engañados.

También en los países desarrollados, los problemas de Johnson & Johnson podrían erosionar la confianza del público. La vacuna se considera ideal para las comunidades rurales y desatendidas porque solo requiere una inyección y es más fácil de almacenar.

Una reunión de emergencia del grupo asesor del C.D.C. fue convocada para revisar los informes que llevaron a la pausa de la vacuna de Johnson & Johnson: Seis casos de coágulos sanguíneos raros y graves en el cerebro en mujeres de 18 a 48 años, una de las cuales murió.

Todas las mujeres habían recibido la vacuna de Johnson & Johnson antes de desarrollar los coágulos, aunque no está claro si la vacuna fue la responsable. Más de siete millones de personas han recibido esta vacuna en Estados Unidos. Los funcionarios y expertos de salud pública han enfatizado que, para la mayoría de las personas, los beneficios de las vacunas contra el Covid superan con creces los riesgos, y que suspender el uso de algunas de ellas puede hacer más daño que bien.

Ayer, el panel también se enteró de una séptima mujer y un hombre que experimentaron la rara condición después de recibir la vacuna de Johnson & Johnson durante los ensayos clínicos.

Las reuniones de asesoramiento generalmente terminan con una votación sobre si se debe usar una vacuna o cómo hacerlo. Pero en este caso, los miembros se negaron a votar después de revisar varias opciones, incluida la posibilidad de limitar el uso de la vacuna a los adultos mayores, y dijeron que no tenían suficiente información para evaluar los riesgos potenciales.

Al dirigirse al panel, la doctora Camille Kotton, de la Facultad de Medicina de Harvard, advirtió que perder la vacuna de Johnson & Johnson, incluso temporalmente, representaba un gran golpe para los esfuerzos por detener la pandemia, especialmente en las comunidades desatendidas.

“Poner esta vacuna en pausa, para aquellos de nosotros que somos trabajadores de atención médica de primera línea, ha sido realmente devastador”, dijo.