PUBLICIDAD

Salud

Estufas de gas están vinculadas a problemas de salud, según investigación

Las emisiones de gas se han relacionado con un mayor riesgo de asma infantil, entre otras cosas. Puede mitigar los efectos con unos simples pasos

The New York Times

viernes, 13 enero 2023 | 11:00

The New York Times

PUBLICIDAD

La creciente evidencia de los riesgos potenciales para la salud de las estufas de gas, incluido un vínculo con el asma infantil, encendió un debate en Washington esta semana, luego de que un comisionado de la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de los Estados Unidos sugiriera que su agencia podría actuar para regular estos electrodomésticos de cocina.

En respuesta a la tormenta de fuego, Alexander Hoehn-Saric, presidente de la agencia, emitió un comunicado el pasado miércoles diciendo: “La investigación indica que las emisiones de las estufas de gas pueden ser peligrosas, y la C.P.S.C. está buscando formas de reducir los peligros relacionados con la calidad del aire interior. Pero para ser claros, no estoy buscando prohibir las estufas de gas y la C.P.S.C. no tiene procedimiento para hacerlo.”

PUBLICIDAD

“Nadie debería asustarse con esta noticia”, dijo el doctor Aaron Bernstein, director interino del Centro para el Clima, la Salud y el Medio Ambiente Global en Harvard T.H. Chan School of Public Health, que ha estudiado las estufas de gas y los contaminantes. Pero Bernstein y otros investigadores dicen que es importante comprender y mitigar los peligros de las estufas de gas, que se utilizan en alrededor de 40 millones de hogares en todo el país.

Peligros potenciales para la salud de las estufas de gas

Durante los últimos cincuenta años, los investigadores han demostrado que la exposición a las estufas de gas puede ser dañina para los humanos, dijo Brady Seals, gerente del grupo de expertos ambientales R.M.I.

Cuando usa una estufa de gas, emite gases venenosos llamados óxidos de nitrógeno, incluido el dióxido de nitrógeno, un irritante respiratorio que se cree que desencadena el asma (los automóviles, botes y otras máquinas también liberan estos gases). Un estudio publicado el año pasado encontró que las familias que usan estufas de gas en hogares con poca ventilación, o sin campanas extractoras, pueden sobrepasar el estándar nacional de exposición segura al aire libre por hora a óxidos de nitrógeno en tan solo unos minutos; no existen estándares acordados para los óxidos de nitrógeno en el aire interior. Las tasas de los niveles de emisión de óxido de nitrógeno eran directamente proporcionales a la cantidad de gas que quemaba la estufa, dijo Eric Lebel, científico principal de P.S.E. Healthy Energy, un instituto de investigación de políticas y ciencia sin fines de lucro que se enfoca en la energía y el medio ambiente, y el autor principal del estudio.

Cómo reducir su riesgo si tiene una estufa de gas

Ventilar, ventilar, ventilar.

Abre las ventanas, abre una puerta, enciende un ventilador: trata de ventilar tu cocina tanto como sea posible cuando estés usando la estufa. “El aire fresco realmente puede diluir la concentración” de contaminantes del aire, dijo el Dr. Bernstein.

Use la campana extractora cada vez que use su estufa.

Incluso si solo está hirviendo agua, encienda la campana extractora. El ventilador será más efectivo si expulsa el aire hacia el exterior, pero aún puede usarlo incluso si no lo hace. Si su campana extractora no ventila el aire exterior, o si no está seguro, abra una ventana cerca de donde está cocinando y considere colocar un ventilador en la ventana, sugirió.

Trate de usar la estufa con menos frecuencia.

La exposición puede tener un impacto directo: la investigación muestra que cuando se usa una estufa para preparar la cena, más niños tienden a usar sus inhaladores esa noche. En lugar de usar su estufa como la predeterminada para cocinar y calentar alimentos, piense en usar una alternativa como un microondas o un horno tostador. O considere conseguir un hervidor eléctrico para hervir agua. También podría enchufar un quemador de inducción portátil.

Considera comprar un purificador de aire

Un purificador de aire con un filtro HEPA puede ayudar a reducir el nivel de concentración de óxidos de nitrógeno en el hogar. Si puedes comprar uno, colócalo en tu cocina o cerca de ella.

A pesar de las noticias recientes sobre las estufas de gas, es importante recordar que hay pasos concretos que puede tomar para reducir sus riesgos.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search