Salud

¿El uso de anteojos te protege del coronavirus?

Investigación en China revela una tendencia extraña: muy pocos de los pacientes en hospitales usaban anteojos

The New York Times

jueves, 17 septiembre 2020 | 09:26

The New York Times

Cuando los investigadores en China estaban analizando datos hospitalarios de pacientes con Covid-19, notaron una tendencia extraña: muy pocos de los pacientes enfermos usaban anteojos con regularidad.

En un hospital de Suizhou, China, se admitieron 276 pacientes durante un período de 47 días, pero solo 16 pacientes (menos del 6 por ciento) tenían miopía que les obligaba a usar anteojos durante más de ocho horas al día. En comparación, más del 30 por ciento de las personas de edad similar en la región necesitaban anteojos para la miopía, según mostró una investigación anterior.

Dado que la tasa de miopía parecía ser mucho más alta en la población general que en la sala de Covid, los científicos se preguntaron: ¿podría el uso de anteojos proteger a una persona de infectarse con el coronavirus?

"El uso de anteojos es común entre los chinos de todas las edades", escribieron los autores del estudio. "Sin embargo, desde el brote de Covid-19 en Wuhan, observamos que pocos pacientes con anteojos fueron admitidos en la sala del hospital".

La observación “podría ser una evidencia preliminar de que los usuarios diarios de anteojos son menos susceptibles al Covid-19”, especulan los autores.

Los expertos dicen que es demasiado pronto para sacar conclusiones de la investigación, o recomendar que las personas comiencen a usar protección para los ojos además de máscaras con la esperanza de reducir el riesgo de infección.

Puede ser que los anteojos actúen como una barrera parcial, protegiendo a los ojos de las salpicaduras de una tos o un estornudo. Otra explicación del hallazgo podría ser que las personas que usan anteojos tienen menos probabilidades de frotarse los ojos con las manos contaminadas. Un informe de 2015 sobre tocarse la cara descubrió que, en el transcurso de una hora, los estudiantes que veían una conferencia se tocaban los ojos, la nariz o la boca, en promedio, unas 10 veces, aunque los investigadores no analizaron si el uso de anteojos marcó la diferencia.

Una preocupación sobre estos datos es que el estudio fue pequeño, con menos de 300 casos de Covid-19, una pequeña fracción de los casi 30 millones de casos reportados de infección por coronavirus en todo el mundo. Otra preocupación es que los datos sobre miopía en el grupo de comparación se obtuvieron de un estudio que tuvo lugar décadas antes.

Y la doctora Lisa Maragakis, especialista en enfermedades infecciosas de la Facultad de Medicina de Johns Hopkins, señaló que varios factores podrían confundir los datos, y es posible que el uso de anteojos esté simplemente asociado con otra variable que afecta el riesgo de Covid-19. Por ejemplo, podría ser que las personas que usan anteojos tienden a ser mayores, más cuidadosas y más propensas a quedarse en casa durante un brote viral que aquellas que no usan anteojos. O quizás las personas que pueden pagar anteojos tienen menos probabilidades de contraer el virus por otras razones, como tener los medios para vivir en espacios menos concurridos.

close
search