PUBLICIDAD

Salud

¿De dónde viene?

Desata misteriosa hepatitis infantil una búsqueda global

Apuntan investigaciones hacia dos sospechosos: adenovirus y coronavirus

The Washington Post

sábado, 21 mayo 2022 | 06:00

The New York Times

PUBLICIDAD

Washington.– El niño pequeño vomitó durante días y ahora estaba en un hospital de Birmingham, Alabama, con ojos amarillentos y un hígado severamente inflamado.

Elizabeth Gutiérrez, gastroenteróloga pediátrica, realizó análisis de sangre que descartaron de inmediato todas las causas comunes de hepatitis viral. Recordó haber pensado en lo raro que era ver una hepatitis aguda de causa desconocida en un niño por lo demás sano.

PUBLICIDAD

En una semana, un segundo niño con los mismos síntomas apareció en Children’s of Alabama. Y luego un tercero. “A veces, en medicina, los casos vienen de tres en tres, así que empezamos a pensar: ‘tal vez tres casos y habremos terminado’”, dijo Gutiérrez.

Pero los casos siguieron llegando. Durante los próximos cuatro meses, los médicos atenderían a nueve niños, todos menores de 6 años, con inflamación hepática grave de origen desconocido. Dos niños fueron transportados a un hospital fuera del estado para trasplantes de hígado.

Lo que los médicos de Alabama creyeron que era un brote local en octubre pasado se convirtió en una misteriosa erupción global que involucró al menos a 450 niños en 20 países, incluidos 109 en los Estados Unidos. Once niños han muerto, incluidos cinco en los Estados Unidos. Más de dos docenas han necesitado trasplantes de hígado, 15 en este país.

“Es extremadamente inusual porque se trata de niños sanos”, la mayoría de ellos menores de 5 años, dijo Elizabeth Whittaker, especialista en enfermedades infecciosas pediátricas del Imperial College de Londres, que colabora en la investigación en el Reino Unido, que ha informado de 176 casos, mayor número de cualquier país.

La hepatitis leve es bastante común en los niños, dijo, pero los médicos están viendo algo bastante diferente y alarmante: niños con lesiones hepáticas lo suficientemente graves como para requerir trasplantes.

Por lo general, el Reino Unido podría tener entre ocho y diez trasplantes de este tipo en un año, dijo. Este año ha tenido 11 en tres meses. La creciente constelación de casos ha estimulado una búsqueda internacional para identificar al culpable, con detectives de enfermedades e investigadores de agencias de salud globales, Estados Unidos, Reino Unido, Israel, Italia y Japón interviniendo para compartir datos e hipótesis.

La hepatitis, que es una inflamación del hígado, generalmente es causada por uno de varios virus conocidos: hepatitis A, B, C, D o E. Pero todos se han descartado en estos casos, que también son inusualmente graves.

El posible monstruo

La evidencia acumulada apunta a dos sospechosos principales: un par de virus, que trabajan solos o quizás en conjunto. Uno es el adenovirus, una familia común de virus que causa síntomas que van desde el resfriado común hasta la conjuntivitis. El segundo es el coronavirus responsable de la pandemia, que, según la teoría de algunos médicos, puede haber contribuido a la inflamación del hígado a través de una infección anterior o una coinfección que ha provocado una reacción exagerada del sistema inmunitario.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search