Salud

Desastres en vacunas pasadas muestran riesgos de apresurar la del Covid-19

Décadas de historia demuestran por qué no se debe aprobar una vacuna antes de que las pruebas hayan demostrado que es segura y efectiva

CNN

El Diario de Juárez

martes, 01 septiembre 2020 | 10:22

Los expertos en vacunas advierten al gobierno de Estados Unidos que no se apresure a lanzar una vacuna contra el coronavirus antes de que las pruebas hayan demostrado que es segura y efectiva. Décadas de historia demuestran por qué tienen razón.

El incidente de Cutter

El 12 de abril de 1955, el gobierno anunció la primera vacuna para proteger a los niños contra la polio. En cuestión de días, los laboratorios habían producido miles de lotes de la vacuna. Los lotes hechos por una empresa, Cutter Labs, contenían accidentalmente virus de la poliomielitis vivo y provocaron un brote.

Más de 200 mil niños recibieron la vacuna contra la polio, pero en unos días el gobierno tuvo que abandonar el programa.

Problemas con los monos

Sin embargo, una mayor supervisión no logró descubrir otro problema con la vacuna contra la polio.

De 1955 a 1963, entre el 10 y el 30 por ciento de las vacunas antipoliomielíticas estaban contaminadas con el virus mono 40 (SV40).

"La forma en que desarrollarían el virus fue en los tejidos de los monos. Estos macacos rhesus fueron importados de la India, decenas de miles de ellos", dijo el antropólogo médico S. Lochlann Jain. "Estaban enjaulados en manadas y en esas condiciones, los que no murieron en el viaje, muchos se enfermaron y los virus se propagaron rápidamente", agregó Jain, quien impartió un curso de historia de las vacunas en Stanford.

La epidemia que nunca fue

En 1976, los científicos predijeron una pandemia de una nueva cepa de influenza llamada gripe porcina. Más de 40 años después, algunos historiadores lo llaman "la epidemia de gripe que nunca existió".

"Básicamente, sus asesores le dijeron al presidente Ford que teníamos una gripe pandémica llamada gripe porcina que podía ser tan mala como la gripe española", dijo Michael Kinch, profesor de oncología en la Universidad de Washington.

"Ford estaba siendo engatusado para que presentara una vacuna que se preparó apresuradamente. Cuando tienes una situación de cepa nueva como esa, tenían que hacerlo sobre la marcha", dijo Kinch.

Ford tomó la decisión de hacer obligatoria la vacunación.

El gobierno lanzó el programa en aproximadamente siete meses y 40 millones de personas se vacunaron contra la gripe porcina, según el CDC. Esa campaña de vacunación se relacionó más tarde con casos de un trastorno neurológico llamado síndrome de Guillain-Barré, que puede desarrollarse después de una infección o, en raras ocasiones, después de la vacunación.

"Desafortunadamente, debido a esa vacuna, y al hecho de que se hizo tan apresuradamente, hubo unos cientos de casos de Guillain-Barre, aunque no es definitivo que estuvieran vinculados", dijo Kinch.

Creciente desconfianza en Estados Unidos

Fueron necesarios varios incidentes para que la gente comenzara a desconfiar de las vacunas. Incluso después de que miles de niños se enfermaron por la primera vacuna contra la polio en 1955, cuando se reinició el programa, los padres se aseguraron de que sus hijos fueran vacunados. Tenían claros recuerdos de epidemias que paralizaban entre 13 mil y 20 mil niños cada año. Algunos estaban tan profundamente paralizados que ni siquiera podían respirar fácilmente por sí mismos y dependían de máquinas llamadas pulmones de hierro para ayudarlos a respirar.

Un movimiento “colosalmente estúpido”

Markel dijo que la desconfianza de la gente hacia el sistema hace que la idea de que la FDA apresure este proceso antes de que los ensayos clínicos en etapa tardía estén completos sea "colosalmente estúpido".

"Esta es una de las cosas más ridículas que he escuchado decir a esta administración", dijo Markel. "Todo lo que se necesita es un efecto secundario malo para básicamente estropear un programa de vacunas que necesitamos desesperadamente contra este virus. Es una receta para el desastre". 

Con información de CNN.