Salud

Cuatro hábitos diarios que evitan la aparición de cáncer

Conociendo cuales son los hábitos que más nos perjudican, podremos sustituirlos por otros que nos beneficien

Tomada de Internet

Agencias

martes, 16 marzo 2021 | 12:35

Aún cuando sabemos que se trata de una enfermedad que no podemos prevenir al cien por ciento y que es posible que la suframos en algún momento de nuestra vida, es un hecho que podemos retrasar y en el mejor de los casos evitar la aparición de cáncer.

Conocemos los principales factores de riesgo y algunos de ellos se relacionan directamente con nuestros hábitos y estilo de vida. Así que, si cuidamos nuestra alimentación, evitamos el sedentarismo, las bebidas alcohólicas y productos del tabaco, podremos reducir el riesgo  y lograremos llevar una vida más saludable.

1. Hábitos alimenticios

El 35% de las causas que producen cáncer están asociadas a la nutrición. Así que cambiar de hábitos alimenticios es imprescindible para evitarlo. De hecho, una de las recomendaciones que hace la OMS es incluir mayor cantidad de frutas, verduras, legumbres y hortalizas. Así, nuestra alimentación será más rica en nutrientes y fibra.

Por otro lado, es esencial reducir el consumo de grasa hasta un 30%. Debemos evitar sobre todo el consumo de las saturadas y trans. El consumo de azúcar también debe reducirse considerablemente, al igual que el de sal. El consumo de carne y de productos lácteos debe ser moderado, ya que estos productos podrían estar relacionados con el cáncer de colon.

2. Aumentar la actividad física

Otra forma de evitar el cáncer es mantenernos activos. La falta de actividad física se relaciona con el riesgo de sufrir de ciertos tipos de esta enfermedad, como el cáncer de mama. Es esencial realizar ejercicios al menos 30 minutos al día, según lo que recomiendan los expertos. La intensidad de la actividad física debe ser moderada.

Si tenemos un deporte favorito, es hora de comenzar a practicarlo con más frecuencia. Otros ejercicios saludables son caminar, montar bicicleta, nadar, correr o trotar. Pero también están el levantamiento de pesas, el crossfit y el yoga. Lo que debes hacer es apartar el tiempo necesario para ello y verás cómo tu organismo y tu salud mejorarán.

3. Evitar el consumo de alcohol

El consumo de alcohol está relacionado con ciertos tipos de cáncer. Es verdad que tomar un poco de alcohol de vez en cuando no es perjudicial. Sin embargo, hacerlo con frecuencia o diariamente traerá consecuencias muy graves.

Al tratarse de un factor de riesgo, influirá en la aparición de cáncer a largo plazo. Si nuestra intención es reducir los riesgos de padecer cáncer, entonces debemos tener mucho cuidado con el consumo de bebidas alcohólicas de cualquier tipo.

4. Cuidado con el tabaco

El tabaco es un peligro indiscutiblemente. Está relacionado directamente con el cáncer de pulmón y el de garganta. Debido a que es adictivo, lo mejor es no consumirlo nunca, y las personas que ya lo hacen, deben decidir dejarlo cuanto antes ya que podrá generarles otros problemas de salud y causarles daño permanente en sus pulmones.

Sabemos que no es suficiente mantener estos hábitos, hay muchos otros que nos ayudarán en nuestro objetivo, pero empezar por crear estos 4 hábitos es un muy buen comienzo. También es necesario acudir al médico periódicamente y estar atentos a cualquier problema de salud que se presente. La detección temprana conlleva una mayor probabilidad de superar esta enfermedad.