Salud

Coronavirus: Maestro en mezclar su genoma

Una serie de nuevos estudios sugiere que la recombinación puede permitir que el virus cambie a formas más peligrosas

Tomada de Internet

The New York Times

viernes, 05 febrero 2021 | 13:01

En las últimas semanas, los científicos han dado la voz de alarma sobre nuevas variantes del coronavirus que llevan un puñado de pequeñas mutaciones, algunas de las cuales parecen hacer que las vacunas sean menos efectivas.

Pero no son solo estos pequeños cambios genéticos los que generan preocupación. El nuevo coronavirus es propenso a mezclar grandes porciones de su genoma cuando hace copias de sí mismo. A diferencia de las pequeñas mutaciones, que son como errores tipográficos en la secuencia, un fenómeno llamado recombinación se asemeja a un error importante de copiar y pegar en el que la segunda mitad de una oración se sobrescribe completamente con una versión ligeramente diferente.

Una serie de nuevos estudios sugiere que la recombinación puede permitir que el virus cambie a formas más peligrosas. Pero a largo plazo, esta maquinaria biológica puede ofrecer un lado positivo, ayudando a los investigadores a encontrar medicamentos para detener el virus en su camino.

Las mutaciones del coronavirus de las que la mayoría de la gente ha oído hablar, como las de la variante B.1.351 detectadas por primera vez en Sudáfrica, son cambios en una sola "letra" de la secuencia genética larga del virus, o ARN. Debido a que el virus tiene un sistema robusto para corregir su código de ARN, estas pequeñas mutaciones son relativamente raras.

Por el contrario, la recombinación abunda en los coronavirus.

Investigadores del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt, dirigido por el virólogo Mark Denison, estudiaron recientemente cómo las cosas salen mal durante la replicación en tres coronavirus, incluido el SARS-CoV-2, que causa Covid. El equipo descubrió que los tres virus mostraban una recombinación "extensa" cuando se replicaban por separado en el laboratorio.

A los científicos les preocupa que la recombinación pueda permitir que diferentes variantes del coronavirus se combinen en versiones más peligrosas dentro del cuerpo de una persona. La variante B.1.1.7 detectada por primera vez en Gran Bretaña, por ejemplo, tenía más de una docena de mutaciones que parecían aparecer de repente.

El doctor Elde dijo que la recombinación puede haber combinado mutaciones de diferentes variantes que surgieron espontáneamente dentro de la misma persona con el tiempo o que coinfectaron a alguien simultáneamente. Por ahora, dijo, esa idea es especulativa: "Es realmente difícil ver estas cicatrices invisibles de un evento de recombinación". Y aunque es posible infectarse con dos variantes a la vez, se cree que es poco común.

Katrina Lythgoe, epidemióloga evolutiva del Oxford Big Data Institute, en Gran Bretaña, se muestra escéptica de que la coinfección ocurra con frecuencia. “Pero las nuevas variantes nos han enseñado que los eventos raros aún pueden tener un gran impacto”, agregó.