PUBLICIDAD

Salud

¿Cómo se detectan los síntomas de la hepatitis en niños?

CDC de EU emitió una alerta después de que aparecieran varios casos graves de la enfermedad entre niños de todo el mundo

The New York Times

martes, 26 abril 2022 | 13:37

The New York Times

PUBLICIDAD

New York.- El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos emitió una alerta el pasado jueves a los médicos de todo el país notificándoles de un grupo de casos de hepatitis graves e inexplicables en niños pequeños sanos.

Entre octubre de 2021 y febrero de 2022, nueve niños de entre 1 y 6 años en Alabama ingresaron en el hospital con hepatitis aguda; y se requirió de dos trasplantes hepáticos.

PUBLICIDAD

También han aparecido casos similares en Carolina del Norte, así como en Europa. La Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido ha informado de más de 100 casos de hepatitis de inicio repentino en niños menores de 10 años desde enero de 2022, 10 de los cuales requirieron trasplantes de hígado.

¿Qué es la hepatitis?

La hepatitis es un término amplio que se usa para describir la inflamación del hígado, un órgano que lleva a cabo cientos de funciones esenciales todos los días, desde ayudar a la digestión hasta eliminar las toxinas de la sangre. Cuando el hígado está inflamado o dañado, no puede realizar muchas de esas tareas.

La hepatitis “aguda” se refiere a la inflamación que aparece con relativa rapidez y no dura más de seis meses. Puede ser grave y provocar insuficiencia hepática, como ocurrió con varios niños en Alabama. Pero la hepatitis también puede ser relativamente leve. No es raro que los pacientes, en particular los niños, tengan inflamación del hígado en el curso de una enfermedad viral simple y sin complicaciones, explicó el doctor Alexander Weymann, director del Centro del Hígado en el Hospital Pediátrico Nacional en Columbus, Ohio.

¿A qué síntomas deben estar atentos los padres?

Los síntomas de la hepatitis son muy variados y se superponen con muchas enfermedades comunes. Un niño con hepatitis puede experimentar fiebre (de bajo grado o más significativa), fatiga, dolor muscular o articular, pérdida de apetito o náuseas, diarrea y vómitos.

Los niños también pueden tener dolor o sensibilidad abdominal, particularmente en la parte superior derecha del abdomen, que es donde se encuentra el hígado, dijo el doctor Weymann, y es importante buscar atención médica urgente cada vez que un niño muestre signos de dolor intenso cuando se toca su abdomen. Los médicos pueden considerar otras posibles causas del dolor abdominal, como la apendicitis. Algunos niños pueden tener orina más oscura o heces pálidas o de color arcilla.

La ictericia, o coloración amarillenta de la piel y los ojos, es un signo distintivo de la hepatitis, aunque es posible tener una inflamación significativa del hígado y no mostrar signos de ictericia.

“El primer cambio está en los ojos: la parte blanca comienza a verse amarilla”, dijo el doctor Weymann.

Señaló que puede ser más difícil detectar la ictericia en los niños que tienen la piel más oscura, por lo que los padres deben tomar en serio incluso los cambios sutiles en el tono.

“Normalmente, uno no verá una ictericia ‘dramática’ hasta que la inflamación o disfunción del hígado ya haya progresado bastante”, dijo Weymann.

¿Qué está causando los recientes grupos de hepatitis?

La hepatitis puede tener muchas causas, desde enfermedades autoinmunes hasta efectos secundarios de ciertos medicamentos. La mayoría de las veces, es causada por uno de los cinco virus de la hepatitis (hepatitis A, B, C, D y E). Según el tipo, la hepatitis viral se puede propagar a través del contacto con sangre y otros fluidos corporales o materia fecal, o al consumir carnes crudas o poco cocidas. Pero la hepatitis viral se ha descartado en los grupos pediátricos recientes en los Estados Unidos y en el extranjero.

En cambio, el CDC sospecha que el adenovirus está causando los casos actuales, aunque los funcionarios de salud advierten que la investigación está en curso. Hay más de 50 tipos de adenovirus, que tienden a causar enfermedades leves, como resfriados y fiebre, conjuntivitis o vómitos y diarrea.

En Alabama, los nueve niños dieron positivo por adenovirus. Y de los cinco casos que fueron secuenciados genéticamente, todos tenían adenovirus tipo 41, que generalmente causa vómitos y diarrea. La mayoría de los niños afectados en Gran Bretaña, aunque no todos, también dieron positivo por adenovirus.

¿Qué pueden hacer los padres?

Aunque los funcionarios de salud no están seguros de que el adenovirus esté causando los recientes grupos de hepatitis, los padres pueden tomar medidas para prevenir la transmisión. El adenovirus se propaga de persona a persona a través de gotitas respiratorias o al tocar una superficie que tiene adenovirus. Se debe alentar a los niños a lavarse las manos con frecuencia y evitar tocarse la cara y la boca en la medida de lo posible, muchas de las mismas medidas que ayudan a prevenir la propagación de Covid.

Los padres también deben recordar que la advertencia del CDC no es un llamado a la acción o alarma. El riesgo general de que un niño por lo demás sano desarrolle repentinamente una hepatitis grave sigue siendo extremadamente bajo. Los funcionarios de salud simplemente quieren alertar a los pediatras y otros proveedores de atención médica que pueden atender a pacientes jóvenes con hepatitis que ahora deben realizar pruebas de detección de adenovirus.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search