Salud

Cómo evitar dolor en las muñecas tras hacer intenso trabajo manual

Tomar pausas regulares es una manera de evitar el dolor en las muñecas

Agencias

Agencias

jueves, 29 octubre 2020 | 14:57

El dolor en las muñecas parece ser una consecuencia natural de los trabajos manuales y un escenario que es muy difícil evitar. Sin embargo, sí es posible actuar de manera que no sintamos esta molestia.

Desde Mayo Clinic nos ofrecen algunas pistas para evitar el dolor en las muñecas después de haber realizado trabajo manual de manera lo suficientemente intensa.

Fortalecer los músculos y huesos

El dolor en las muñecas puede deberse a que los músculos y huesos que integran la muñeca no tienen la fortaleza o resistencia suficiente para los niveles de trabajo a los que estás acostumbrado. En este sentido, el fortalecimiento es un objetivo a cumplir.

El consumo de calcio es una alternativa que tienes a tu disposición para el fortalecimiento de tus huesos. Se sugiere que los adultos absorban alrededor de 1000 miligramos de calcio por día, y 1200 mg cuando hayan pasado los 50 años.

Realizar ejercicios de muñeca antes de proceder con el trabajo manual es una manera de evitar los dolores de muñeca una vez  que hayas terminado. No es necesario que te exijas mucho con dichos ejercicios dado que ellos están orientados a impedir que trabajes “en frío”.

Realizar pausas regulares

Si es posible, debes tomar pausas regulares a medida que trabajes de modo que tus muñecas no acumulen mucho estrés y sean susceptibles a tener padecimientos.

La frecuencia y duración de dichas pausas depende de las características del trabajo que estés realizando, y del tiempo que hayas estado trabajando de manera ininterrumpida. No obstante, un plazo relativamente común y útil se extiende de los dos a tres minutos, pudiendo llegar a los cinco.

Mantener una posición adecuada 

Si estás trabajando frente a una computadora, la posición que tenga la muñeca determina si ella presentará molestias una vez hayas acabado.

Lo ideal es que la muñeca se mantenga en una posición relajada y cómoda, lo que puede ser difícil de lograr debido a las múltiples actividades que requieren el 

movimiento continuo de las muñecas para poder realizarse.

Hacer uso de un mousepad puede ayudarte mucho al momento de manejar el ratón de la PC, dado que le proveerá a tu muñeca una superficie cómoda y suave sobre la que se puede posar sin temor a complicaciones futuras.

Por otro lado, un teclado ergonómico también puede ayudarte a la hora de evitar las molestias. Aunque pueden ser un poco costosos, son dispositivos que ayudan mucho a la hora de posar las muñecas.

Todas estas acciones y estrategias deben tomarse en conjunto para que sean tan eficientes como están destinadas a serlo, aunque también puedes probar con aplicarlas de manera aislada para probar si son igualmente útiles para tu salud o no.