Salud

¿Beber alcohol aumenta el riesgo de contagiarse de Covid-19?

El consumo excesivo puede afectar la respuesta inmune del cuerpo, lo que facilita que el patógeno se adhiera y provoque una infección

El Diario de Juárez

miércoles, 05 agosto 2020 | 11:45

No es para alarmarse, pero si estás bebiendo mucho en estos días, pon atención. El alcohol, especialmente el consumo frecuente y excesivo, puede presentar algunos riesgos graves para tu salud, especialmente cuando se trata de Covid-19, tu sistema inmunológico y el riesgo general de desarrollar complicaciones graves por el virus, informó CNET.

Para aclarar exactamente cómo el alcohol puede dañar tu sistema inmunológico, cuánto se necesita para tener el efecto y qué tiene que ver con Covid-19, contactamos a dos expertos médicos: el doctor Edo Paz, director médico de K Health; y el doctor Tom Moorcroft, fundador de Origins of Health.

El alcohol debilita el sistema inmunológico.

Aunque no hay estudios específicos sobre cómo el alcohol puede afectar tus posibilidades de contraer Covid-19 específicamente, hay muchas investigaciones sobre el efecto del alcohol en tu sistema inmunológico, que es clave para mantenerlo saludable y protegerlo de enfermedades. "Sabemos que el alcohol puede afectar múltiples sistemas de órganos en el cuerpo, incluido el sistema inmune", dice Paz. "Un sistema inmunitario debilitado puede hacerlo más susceptible a contraer cualquier enfermedad contagiosa, incluido el Covid-19".

Según la OMS, el consumo de alcohol debilita las defensas de tu sistema inmunológico en cualquier cantidad, pero eso es significativamente cierto si usted es un gran bebedor. Según Moorcroft, esto sucede de varias maneras.

"El alcohol en el cuerpo en el momento de la exposición a un patógeno, como el SARS-CoV-2, puede afectar la respuesta inmune inmediata del cuerpo, lo que facilita que el patógeno se adhiera y provoque una infección", explica Moorcroft.

El alcohol también puede alterar tus bacterias intestinales o microbioma intestinal, lo que afecta tu sistema inmunológico. "El consumo de alcohol a corto y largo plazo puede dañar la función inmune porque conduce a cambios en el microbioma, los microorganismos en los intestinos que ayudan en la función intestinal normal", dice Moorcroft. "Los cambios en el microbioma como resultado del consumo de alcohol también pueden provocar daños en las células de la pared intestinal que pueden provocar la fuga de microbios en el torrente sanguíneo, lo que desencadena la inflamación".

Beber alcohol aumenta tu riesgo de padecer un síndrome de dificultad respiratoria aguda

El síndrome de dificultad respiratoria aguda es una de las complicaciones potencialmente graves que pueden ocurrir con el Covid-19. El SDRA es una condición en la que el líquido llena los pulmones y evita que el cuerpo obtenga el oxígeno suficiente. El SDRA puede causar la muerte, y aquellos que sobreviven pueden terminar con daños severos en los pulmones. La OMS advierte que el consumo excesivo de alcohol puede aumentar el riesgo de esto por sí solo, y Moorcroft está de acuerdo.

"El uso a largo plazo del alcohol se ha asociado con un mayor riesgo de enfermedad hepática grave y ciertos tipos de cáncer, así como con un mayor riesgo de desarrollar SDRA, lo cual es una preocupación potencial en Covid-19. Esto puede deberse a que el alcohol excesivo a largo plazo deteriora la función adecuada de las células inmunes en los pulmones y puede dañar directamente las células que recubren la superficie pulmonar, lo que las hace menos capaces de evitar infecciones", dice Moorcroft.

El alcohol puede interferir con el sueño.

El sueño es crucial para tu salud general, y es especialmente importante para tu sistema inmunológico. Debes dormir al menos siete u ocho horas de sueño de calidad para mantener tu sistema inmunológico en buena forma. Según la National Sleep Foundation, escatimar en el sueño puede reducir las proteínas en tu cuerpo que combaten la inflamación y las infecciones, lo que lo hace más susceptible a las enfermedades.

Cuando se trata del alcohol y el sueño, el alcohol puede afectar dos cosas importantes que necesitas para un descanso de calidad: melatonina y ácido gamma aminobutírico (GABA).

"El alcohol aumenta artificialmente los niveles de GABA, un neurotransmisor que aumenta lentamente durante todo el día y está en su apogeo cuando es hora de dormir", dice Moorcroft. "Esta es la razón por la cual mucha gente se adormece después de tomar unos tragos, luego se va a la cama solo para descubrir que tienen dificultades para dormir bien. A medida que el alcohol desaparece, la protuberancia artificial en GABA desaparece. El problema es que el alcohol evitó tus niveles naturales y apropiados para ayudarte a tener una noche de sueño reparador ".

La melatonina se conoce como la "hormona del sueño", por lo que algunas personas recurren a los suplementos de melatonina cuando tienen problemas para dormir lo suficiente. Según Moorcraft, el alcohol también puede reducir la cantidad de melatonina que produce tu cuerpo, lo que hace que sea más difícil conciliar el sueño y, por lo tanto, reduce la cantidad de horas que duermes.

¿Cuánto alcohol está bien?

La conclusión es que beber cualquier cantidad de alcohol afecta tu cuerpo. Y cuanto más bebes más puedes debilitar tu sistema inmunológico.

"Consumir más de una o dos bebidas por día puede aumentar el riesgo de múltiples problemas médicos, incluidas enfermedades cardíacas, cánceres, problemas del funcionamiento inmune y problemas de salud mental", dice Paz. "Para mantener el funcionamiento óptimo de tu sistema inmunológico, debes evitar el consumo de alcohol. Si bebe, es mejor consumir la menor cantidad de alcohol posible".