PUBLICIDAD

Salud

Apapacha a tus pies

Andar descalzo estimula las terminales nerviosas y los músculos de las plantas de los pies, además de que ayuda a liberar ansiedad y estrés

Adrián Basilio / Agencia Reforma

jueves, 05 octubre 2023 | 13:16

Tomada de Internet

PUBLICIDAD

Los pies son el sostén del cuerpo. No sólo soportan nuestro peso durante el tiempo que estamos parados, caminando o corriendo, también intervienen en los desplazamientos que hacemos todo el tiempo. Sin embargo son de las partes del organismos en las que menos atención ponemos.

Por eso, si eres corredor, caminar sobre pasto o arena firme siempre será un gran “apapacho” para los pies desnudos. Y no sólo para relajarlos y hacerlos sentir bien, también porque al hacer esto se incide en el equilibrio y coordinación, principalmente, y el especialista en medicina del deporte, Edson Gómez, explica por qué.

“Se puede caminar con los pies desnudos pero dependiendo de la superficie, porque si es una irregular, lejos de ayudar a destensar las articulaciones o restarles presión, se pueden tener problemas.

“Debemos tener en cuenta siempre la propiocepción, que es la capacidad del cuerpo y la mente de percibirse sobre en espacio. Esto tiene que ver con el equilibrio y un apropiado desempeño sobre la superficie en la que nos desplacemos. Caminar sobre pasto estimula estas percepciones o sensaciones en el cerebro”, precisa el especialista.

La propiocepción permite al cerebro humano percibir la ubicación en relación con las partes del cuerpo y su movimiento. Son sensaciones que comprenden la percepción y posición de las articulaciones y músculos y cómo se mueven dependiendo la fuerza que se les imprima.

Al andar descalzo sobre esas superficies se estimulan las terminales nerviosas y los músculos de las plantas de los pies, además de que ayuda a liberar ansiedad y estrés y, en consecuencia, experimentar un mejor estado de ánimo. Y, aunque no lo creas, todo esto incide en tu técnica de carrera.

Por todo esto, los pies deben ser atendidos siempre, máxime si eres corredor pues al entrenar o competir los sometes a más carga e impacto en un espacio cerrado y que puede tornarse muy húmedo por la transpiración normal del organismo que se incrementa con los tines o calcetas y el calzado deportivo.

Ayuda a tus pies con los siguientes ejercicios:

- Pisa una pelota pequeña, haz movimientos circulares para estimular el arco de las plantas de los pies.

- Utiliza un rodillo con protuberancias para masajear y estimular las terminales nerviosas.

- Alterna a pararte sobre talones y puntas de los pies para fortalecerlos.

- Jala cada uno de los dedos de los pies hasta sentir ese tirón o que “truenen”.

- Realiza círculos con los dedos, tanto estirados como flexionados.

- Mete los pies en agua tibia con un poco de alcohol por las noches o después de haber realizado una rutina larga, parara relajarlos e incentivar la circulación sanguínea.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search