Salud

Alertan sobre síntomas de hipertensión arterial pulmonar

Experto alerta sobre los síntomas de hipertensión arterial pulmonar, como fatiga, taquicardias y desmayos, que pueden confundirse con EPOC

Agencia Reforma / Imagen ilustrativa

Agencia Reforma

lunes, 19 octubre 2020 | 13:54

Ciudad de México— Si al subir o bajar escaleras te falta el aire, tienes una sensación constante de fatiga, taquicardia, has notado coloración azul en tus labios, o incluso has sufrido algún desmayo al hacer actividades de rutina, lo recomendable es acudir al médico ya que estos podrían ser síntomas de hipertensión arterial pulmonar (HAP).

"La hipertensión arterial pulmonar es una enfermedad que se caracteriza por el aumento de la presión en la arteria que lleva la sangre del corazón a los pulmones para que se oxigene, cuando esta presión aumenta es cuando aparece la HAP y parte del mecanismo de producción de esta enfermedad es un inbalance entre sustancias que cierran las arterias y sustancias que abren las arterias", indicó el médico Tomás Pulido, jefe del Departamento de Cardioneumología del Instituto Nacional de Cardiología "Ignacio Chávez".

"Normalmente nosotros tenemos sustancias que se producen en el organismo que abren y cierran las arterias, cuando aumentan las sustancias que cierran las arterias es cuando se puede dar esta HAP".

Pablo Trejo, presidente de la Asociación Mexicana de Hipertensión Arterial Pulmonar A.C. y paciente que vive con HAP, asegura que es fácil que el padecimiento sea confundido con depresión, EPOC, sedentarismo, falta de condición física u obesidad.

"Uno de los síntomas más claros es que los labios, las orillas de los labios se ponen morados, otra es que cuando haces una actividad cotidiana como sería caminar te agitas inexplicablemente, o sea es como si hubieras corrido una carrera de 100 metros, o cuando subes las escaleras corres el riesgo incluso de desmayarte, algunas personas incluso se llegan a desmayar con este tipo de actividades por la falta de oxígeno", indicó.

La HAP es una enfermedad poco frecuente, pero debe ser considerada por los médicos al presentar estos síntomas o cuando, al tratar otras afecciones como asma o crisis convulsivas, el tratamiento no está dando resultado.

La recomendación de especialistas es, ante dichos síntomas, acudir al médico para realizarse estudios básicos como un electrocardiograma o radiografía de tórax, los cuales pueden dar indicios de la enfermedad.

Si dichos estudios muestran una probabilidad alta de HAP, el paso para confirmar la enfermedad es un cateterismo cardiaco.